"La mujer que se quita el velo es muy valiente"

Press Report

Fuentes de noticias de productos actualizados continuamente

Share on Facebook Share on Twitter Share on Google+

08 marzo 2016 13:01:49 ELESPECTADOR.COM

Cuando Asmaa decidió quitarse el "hiyab", el velo que le cubría la cabeza, sabía que le esperaba una larga lucha contra las presiones y criticas de su familia y su entorno, en un país, Egipto, donde cubrirse el cabello está considerado un deber religioso. Antes de descubrirse la cabeza, Asmaa, de 25 años, estuvo un año y medio intentando convencer a su familia "conservadora" de que le permitieran quitarse el velo. Además, según cuenta a Efe: "como mi padre estaba enfermo tenía miedo de que al quitármelo se pusiera peor". Esta joven egipcia, que trabaja como periodista en un medio local, opina que es la sociedad la que obliga a las mujeres a llevar el pañuelo en la cabeza. Para ella, no es "un deber religioso" y prueba de ello, según dice, es que "en los años sesenta no había muchas mujeres veladas". "Pero luego, por la islamización de la sociedad muchas mujeres comenzaron a llevarlo", continúa. Su opinión, sin embargo, no es compartida por Dar al Iftaa, la principal autoridad egipcia encargada de emitir fatuas (edictos religiosos). Sobre este asunto, su portavoz adjunto, Hani Dawa se muestra tajante: el velo "es una obligación en el islam y quien no lo lleva es una pecadora". Dawa explica a Efe que cuando una mujer solicita consejo a esta institución religiosa sobre la posibilidad de quitarse el "hiyab" le recomiendan que no lo haga. "Simplemente le decimos que es una obligación, que está prohibido quitárselo y que hay que mantenerse firmes", dijo Dawa, quien, no obstante, concluye: "Al final, la mujer es libre en su decisión, pero es un pecado". Para Asmaa, la revolución egipcia de 2011, con sus promesas de igualdad, dignidad y justicia social, ejerció una gran influencia en muchas jóvenes. "Si no tuve miedo de enfrentarme a los tanques en las manifestaciones, ¿cómo iba a tener miedo de tomar esa decisión?" se pregunta, antes de precisar, que a pesar de su determinación se desprendió del "hiyab" progresivamente. La periodista cuenta que, en un primer momento, su familia le obligó a llevarlo por la calle, aunque después se lo quitara en el trabajo. En la redacción de su periódico, sufrió el rechazo de algunos compañeros y la incomprensión de otros. Incluso cuando cambió la foto de su perfil en Facebook, también recibió presiones por parte de algunos amigos que intentaron convencerla de que volviera a cubrirse. Cuenta como un colega dejó de saludarla, mientras que otros compañeros empezaron a preguntarle si seguía rezando o ayunado en el mes de Ramadán. Sin embargo, reconoce que algunos compañeros y compañeras también le felicitaron por su decisión. "Yo sigo rezando, leyendo el Corán y ayunado" insiste, antes de subrayar que quitarse el velo no tiene nada que ver con la fe. Para ella, es una "cuestión personal" sobre la que todo el mundo acaba entrometiéndose, por lo que para "tomar esa decisión hay que ser valiente para decir a todo el mundo: 'déjadme en paz'" Esraa Ramadan, de 28 años, explica a Efe que para ella, la decisión de prescindir del velo no fue tan traumática. "Mi familia es moderada y no tuvo problemas cuando decidí quitármelo" dice Esraa, quien confiesa que se sentía "escondida dentro del velo". Asegura que se veló cuando estaba en el bachillerato: "Solo porque todas las chicas de la escuela llevaban velo excepto yo y mis compañeras cristianas. Por eso, decidí llevarlo". Esraa, que trabaja como maquilladora, cuenta, al igual que Asmaa, que se animó a desprenderse del velo tras el levantamiento contra el expresidente egipcio Hosni Mubarak en 2011. Entonces, explica, su personalidad cambió mucho, se volvió "fuerte" y tomó la decisión "sin dudarlo". Según Esraa, al igual que ella, tras las revolución de 2011, otras jóvenes se animaron a quitarse el velo. "El fenómeno se propagó entre las chicas y, por ejemplo, tres de mis amigas se lo quitaron" asegura la joven, que insiste en que para ella no fue "difícil" prescindir del pañuelo. "Apóstata", le gritó a Nada al Hariri, de 27 años, su madre cuando esta le comentó, el pasado abril, que iba a salir a la calle sin velo. A pesar del rechazo manifiesto de su madre y de que sabía que llevar el "hiyab" es "una obligación impuesta por la sociedad", Nada tomó la determinación de salir con la cabeza descubierta. "Me sentí más tranquila al andar por la calle sin el velo, pude notar como el aire jugaba con mi cabello, después de diez años con la cabeza cubierta. Eso es todo lo que quería", expresa a Efe. Por todo esto, Asmaa insiste en que en Egipto, donde la palabra para referirse a una mujer sin velo -"safera"- es también utilizada, a veces, de manera despectiva como sinónimo de descarada, "la mujer que se quita el 'hiyab' es muy valiente y tiene que tener mucha confianza en sí misma". Artículo completo en "La mujer que se quita el velo es muy valiente"

Vice null Time08 marzo 2016 13:01:49


Ads

Las mujeres valientes que rescataron a sus hijos de los paramilitares

2.0353665 01 abril 2016 02:38:11 ELESPECTADOR.COM

Vice null Time01 abril 2016 02:38:11


Mujer de paz, mujer valiente

1.9462187 15 marzo 2016 04:35:44 ELESPECTADOR.COM

Si bien paramilitares, guerrilleros y hombres de la Fuerza Pública convirtieron sus cuerpos en territorio de guerra, se dieron ellas a reconstruir la vida en comunidad, con el horror planeando todavía sobre sus cabezas. Mucho antes de que asomara el posconflicto. En cientos de localidades devastadas por el terror se replica la hazaña de Montes de María, donde son las mujeres quienes restauran lazos de vecindad, idean medios de trabajo, llenan como pueden el vacío del Estado y dan afecto para paliar el dolor. Saben que la brutalidad sexual que se descargó sobre ellas para humillar, de paso, al enemigo, es extensión natural de la costumbre. De maneras de pensar, de sentir y de actuar que, pese a la ley, autorizan la violencia contra la mujer en el hogar; en la calle; en el trabajo; en la inspección de Policía, donde uniforme y arma repotencian el machismo congénito de los agentes. Si avanza a tropezones la lucha de las mujeres en estos escenarios, más complejo es el desafío allí donde ellas reconstruyen el tejido social. Y abrumador será, con el renacer del paramilitarismo de motosierra al cinto como alternativa político-militar de la extrema derecha contra los acuerdos de La Habana. ¿Qué espera el Gobierno para neutralizar esta amenaza sangrienta? Hilo conductor de nuestra guerra fue el ataque a la población civil. Y en él, como se ha visto, la violencia sexual centrada en la mujer, como prolongación patológica del sexismo que desemboca a menudo en feminicidio y cuya cota rodea los 1.200 casos al año. Cultura y sociedad, de raíz católica, y que la obra de García Márquez traduce fielmente, legitiman la agresión contra la mujer. Cuando no la alientan, desde la orilla del patriarcalismo bíblico, donde no faltan mujeres. Como la parlamentaria Rendón al aplaudir exultante la paliza que un primate del fútbol le propinara a su compañera de ocasión: “si le cascó, por algo será”, sentenció la miserable. Orilla nefanda desde donde se incita lo mismo a la violencia contra la mujer anónima que contra la aprisionada entre los bandos en guerra. Sostiene el Centro de Memoria Histórica en su obra (de consulta obligada), Basta ya, que la violencia sexual contra las mujeres se practicó en el conflicto armado como estrategia de guerra. Entre otros fines, para atacar a las mujeres por su condición de liderazgo. Por ser “voceras de reclamos colectivos, o por desempeñar papel central en la reproducción de la vida social y cultural de una comunidad”. Mediante el ataque violento y el asesinato de mujeres “se mancha también su cuerpo como territorio, y el territorio se desacraliza”. La Corte Constitucional calificó esta práctica como alarmante: 90% de tales ataques se perpetró contra mujeres desprotegidas de las autoridades, y sin castigo de la justicia. El mismo principio sicológico, el mismo abandono, obran en los casos “apolíticos”. En Soacha se presenta siete veces a la impasible Comisaría de Familia una mujer cada vez más alarmada porque su compañero quiere matarla. No hubo octava vez. Fue el entierro. Tras 25 años de golpizas, a María Clara Rivas la mató el marido. Un juez consideró después que ella, “con su intolerancia”, no había hecho lo suficiente para salvar el matrimonio. En acto emocionante de convocatoria a Un millón de mujeres de paz dijo Ángela María Robledo: el primer territorio por recuperar es el cuerpo de la mujer, porque éste ha sido territorio de guerra. De guerra en el hogar, se diría, y de guerra donde la insania del conflicto se ensañó en ella. Lo pacífico no quita lo valiente; al contrario, más temple exige hacer la paz que hacer la guerra. Blogcdlt.wix.com/cristinadelatorre

Vice null Time15 marzo 2016 04:35:44


Buscan a delincuentes que no pudieron robar moto tras valiente reacción de mujer en Bogotá

1.5593172 08 febrero 2016 18:47:26 ELESPECTADOR.COM

El sábado en la noche gracias a la valerosa reacción de una pareja que se enfrentó con cuatro delincuentes en el occidente de Bogotá, estos hombres no lograron su cometido y se fueron con las manos vacías. A través de un video publicado por la pareja se evidencia cuando cuatro ladrones, que se movilizaban en motos de alto cilindraje – una Frigui roja 650 cc y una MT 07 700 cc- , amenazan a la pareja que también se movilizaba en moto para que se despojara del vehículo. Mientras el joven se enfrenta con uno de los hombres, su novia prende la cámara que portaba sobre su casco y comienza a grabar la situación. (Vea el video) “Se bajaron dos hombres de las motos y empezaron a forcejear. Mi novio se enfrentó con uno y yo tumbé la de nosotros al piso conmigo y encendí mi GoPro y empezó a grabar a los muchachos (…) me dio mucho miedo cuando él peleó con uno de los tipos de que le dispararan pero vi que no paso nada”, indicó a Noticias Caracol la mujer. Entonces detalla que fue ahí cuando sacó fuerzas y empezó a alegar con los ladrones. “Apenas les dije que los estaba grabando más se asustaron y se fueron”.

Vice null Time08 febrero 2016 18:47:26


Adiós a un valiente

1.3556818 18 diciembre 2015 01:48:32 ELESPECTADOR.COM

Fue una ceremonia sencilla como su vida, alejada siempre de los apegos o de las loas tontas del poder. Solo hubo una despedida breve y entrañable de Juan Camilo Sierra: “ninguno está preparado de forma coherente para partir, como partió Baena. Él sí,” dijo. Y es que cuando hace cerca de diez años Rafa sufrió el primer ataque que lo dejó sin aire, a raíz del cual le diagnosticaron un epoc ocasionado por los miles de Pielroja que se fumó cada año, supo que estaba condenado a padecer una asfixia creciente. Entonces aceleró la escritura de su primera novela y, como dice el periodista Héctor Rincón, “tomó la literatura con tal fruición, como si ella fuera el oxígeno que ya no tenía”. Fue así como Baena, quien siempre había amenazado con escribir literatura y había ingresado al periodismo por la puerta de la fotografía para convertirse luego en uno de los mejores cronistas y editores de cultura del país, aprovechó cada segundo y cada bocanada de aire que lograba llegar a sus pulmones enfermos, para dejarnos una saga de magníficas novelas históricas sobre la guerra de independencia, las guerras del siglo XIX, la de los Mil Días y la de las últimas décadas, guerras que para él eran una sola. Su obra de estos años (las novelas Tanta sangre vista, 2007; ¡Vuelvan caras, carajo!, 2009; Samaria Films XXX, 2010; La bala vendida, 2011; Siempre fue ahora o nunca, 2014; La guerra perdida del indio Lorenzo, 2015; ‘Ciertas personas de cuatro patas’, ensayo, 2014; más una novela inédita), demuestra su manera vertiginosa de escribir o, mejor, de usar la literatura para enfrentar la muerte. Pero además de ser un estupendo fotógrafo, periodista y novelista, Rafa era un gran ser humano. “Transparente, dulce”, dice el poeta Darío Jaramillo Agudelo. Sí, Rafael Baena era un buen hombre. Lo conocí en 1994, cuando ingresó como fotógrafo a la revista Cambio16 y se convirtió en una pieza fundamental de ella, como editor gráfico, escritor y miembro inmejorable del equipo. A propósito de esa época, en un correo que me envió para advertirme que probablemente no podría asistir el 31 de octubre a la comida que para reunir a la familia de la revista, hice en mi casa, Rafa me escribió: “Cambio16 y su gente son para mí recuerdos que guardo en la cajita donde sólo entran los episodios entrañables, y por esa razón tengo toda la intención de asistir(…)Si llegada la hora de nuestra cita me siento con fuerza, allí estaré”. Pero esa fuerza no le llegó. Esa tarde, por el teléfono, sentí que casi no podía respirar. Hace unos diez días hablé con él por última vez. Lo llamé para preguntarle un dato que no había logrado encontrar: ¿cuántos muertos hubo en las guerras del siglo XIX, desde la Independencia hasta antes de la Guerra de los Mil días, Rafa?. “Unos 40 mil, jefa”, me dijo con certeza y cariño. Lo percibí mejor. Quedamos de encontrarnos esta semana. “Yo voy a tu casa, Rafita”. “O yo voy a la tuya con mi generador de oxígeno”, dijo. No imaginé que nuestro encuentro ocurriría antier en los Jardines de Paz. ¡Adiós, viejo Rafa! ¡Qué falta vas a hacernos! Pero nos dejas tu ejemplo. Y nos quedan tus libros.

Vice null Time18 diciembre 2015 01:48:32


Zara se excusa por negarle la entrada a mujer que portaba velo en Francia

1.3366036 17 noviembre 2015 15:19:01 ELESPECTADOR.COM

La macrocadena de tiendas de ropa Zara presentó sus excusas y suspendió a un vigilante y a la encargada de uno de sus locales en Francia, después de que el sábado rechazaran el acceso a una cliente con velo, indicó este martes a la AFP un responsable del grupo. La escena, que tuvo lugar el sábado, al día siguiente de los atentados de París, fue filmada y difundida en las redes sociales internautas, desatando gran polémica y llamados a boicotear a la marca de 'prêt-à-porter' española. A la cliente, que portaba un hiyab (pañuelo islámico que cubre la cabeza), se le prohibió la entrada a una tienda Zara ubicada en Plaisir (oeste de París). "El vigilante le dijo que se quitara el velo, a lo que la cliente se negó, lo que es absolutamente normal" de acuerdo a la ley francesa, declaró este martes Jean-Jacques Salaün, director general de Zara Francia. "Fue una iniciativa poco feliz de parte de un vigilante. Este tipo de actitudes no existen en Zara y nunca existió una consigna del grupo en este sentido", aseguró. El responsable agregó que "se realiza una investigación", en el ámbito de Zara y de sus guardias de seguridad. "Mientras tanto, el vigilante y la encargada de la tienda fueron sancionados", aclaró. (Lea: Exempleado demanda a Zara por 'discriminación' y exige US$40 millones) La ley francesa que prohíbe cubrirse el rostro en lugares públicos se refiere a los velos integrales, tipo burka o nicab. El responsable de Zara Francia explicó que llamó por teléfono a la cliente discriminada para presentarle excusas en nombre del grupo y condenar este acto, en cuanto se enteró del incidente. "Excusas que esta señora aceptó", precisó.

Vice null Time17 noviembre 2015 15:19:01


Carta de un valiente

1.3366036 24 junio 2015 07:00:34 RSS Principal

El 24 de junio de 1967 el Papa Pablo VI publicó una carta que le traería rechazos y hasta burlas, como con otra anterior: "la humanae vitae" (sobre la vida humana) que le ocasionó dolor por insultos y malas interpretaciones. Esta carta exigía valentía para escribirla en el seno de un mundo hedonista y ávido de placer; él lo sabía y sin embargo la dio a publicidad; esta carta tenía un título que estremecía por su significación en el mundo de hoy: "el celibato sacerdotal". Hacía dos años que el Concilio Vaticano II había abierto puertas y ventanas para invitar al Espíritu Santo, el espíritu de Jesús, para que llenasen de luz la Iglesia y le diesen el dinamismo pastoral; pero ahora, decían algunos, viene el Papa con este mensaje que cierra puertas: el celibato, afirmación del no matrimonio de los presbíteros, de la exigencia de una libertad afectiva absoluta para dar la vida sin condiciones al servicio del evangelio y del mundo entero, cada presbítero está abierto al mundo entero, ha contraído bodas con la humanidad. Después del Concilio se podía decir lo que afirmaba el obispo poeta Pedro Casaldáliga: "Dios nos libre de seglares con sotana en el espíritu; Dios nos libre de curas sin Espíritu Santo; Dios nos libre de espíritus sin la carne de la vida". No se hicieron esperar los rechazos de todo lado; que se frenaba el servicio eclesial, que se borraba el deseo conciliar, que se atentaba contra el desarrollo de la libre personalidad que exigía ser libre en el afecto y sus expresiones. Pero Pablo VI fue valiente; en medio de un mundo donde todos clamaban por placer, goce sin límites, abolición de toda norma: "prohibido prohibir" se decía, él planta como árbol en el centro del edén el floreciente vástago de la castidad: fue un escándalo científico, intelectual, cultural y hasta religioso. El Papa fue claro: es urgente y hoy lo sigue siendo, una formación clara, profunda e iluminadora sobre la madurez afectiva que radica el amor en su puesto central de la existencia humana; amor que engloba los niveles físico, psíquico, y espiritual de la existencia, que incluye una visión correcta de la sexualidad. Lo anterior es clave en el éxito de la vida porque afecta la capacidad de relaciones con los demás, la rectitud para una vida de comunidad, la calidad de la vida personal que se siente ubicada en su dimensión personal. Que algún día sea posible la ordenación sacerdotal de hombres casados entra en las dimensiones de una pastoral que no niega esa perspectiva, pero de seguro el sacerdocio célibe seguirá su curso por su sello de entrega total, alegre y libre.

Vice null Time24 junio 2015 07:00:34


Aguas para valientes

1.113798 18 febrero 2015 05:25:48 ELESPECTADOR.COM

El origen del rafting es incierto. Algunos se lo atribuyen a exploradores y cazadores norteamericanos, mientras otros dicen que fue inventado por los famosos “raiders”, leñadores que montaban los troncos que cortaban para transportarlos río abajo apoyándose en la fuerza del agua. Lo cierto es que la popularidad de esta disciplina sólo llegó hasta los años 70, cuando fue incluida por primera vez en los Juegos Olímpicos.Y aunque de las montañas colombianas desciende una abundante cantidad de agua, Gladys Durán, de Colombia Rafting Expediciones, señala que este deporte empezó a tener acogida en el país a mediados de los 90. Desde entonces, el arte de domar la fuerza de los ríos sobre una balsa no ha hecho sino cautivar cada vez más aficionados, sobre todo en el departamento de Santander, gracias a accidentes como el cañón del Chicamocha, que crean emocionantes rápidos.Durán explica que los ríos se dividen en seis clases, siendo la última la recomendada solamente para expertos. Aunque a lo largo y ancho del territorio nacional hay infinidad de lugares para disfrutar de la “agresividad” de las aguas, por los paisajes, la infraestructura y la posibilidad que ofrecen de entrar en contacto con la naturaleza de una manera diferente, se destacan San Agustín (Huila), Quindío, municipios de Cundinamarca como Útica y Nimaima, San Gil y, por supuesto, el Chicamocha. Prográmese para vivir un fin de semana diferente, liberar adrenalina durante mínimo una hora o divertirse con increíbles recorridos de más de cuatro horas en los que, dependiendo del caudal del río, se permiten niños mayores de 12 años o personas mayores de 18.En el ChicamochaEnmarcado por la espectacular vista del cañón, las aguas blancas del río Chicamocha se prestan para una amplia variedad de expediciones que duran entre uno y tres días. Recorridos que pasan por rápidos de clase III, donde sólo se necesita saber nadar, y de clase IV, que requieren un alto nivel de experiencia y la mayoría de edad. También se puede hacer parapente, torrentismo y rapel. Cerca de BogotáA dos horas de la capital, en Tobia, está el río Negro. A lo largo de sus 6 kilómetros de extensión se pueden encontrar rápidos de clases II y III, perfectos para principiantes que tienen ganas de aprender lo necesario antes de partir hacia cauces más fuertes. Los verdes paisajes de esta zona del país también se prestan para practicar ciclomontañismo y descenso de cascadas. Paisaje cafeteroEn medio del Paisaje Cultural Cafetero, en Quindío, se encuentra el río Barragán, rodeado de cafetales y árboles frutales, que permite el aprendizaje fácil y seguro de este deporte en rápidos de clase II, con el acompañamiento de monitores expertos. Vale la pena visitar los cafetales de la zona y conocer, en medio de antiguas haciendas, el proceso del grano del cultivo hasta la taza. San Agustín aventureroMuy cerca del parque San Agustín, reconocido por sus joyas arqueólógicas, y del imponente Macizo Colombiano, se encuentra el nacimiento del río Magdalena, que regala una experiencia emocionante tanto para principiantes, con rápidos de clases II y III, como para los aventureros más curtidos, con zonas de clases IV y V, dependiendo de la temporada. Santander extremo Además del río Chicamocha, dentro de su posición privilegiada sobre la cordillera Oriental, se encuentran los ríos Fonce y Suárez, cerca de la población de San Gil. Este último, de 16 km de extensión, es considerado por los expertos como una de las mejores rutas de América del Sur, gracias a sus emocionantes rápidos de clases III a V. Aquí también se puede practicar rapel.

Vice null Time18 febrero 2015 05:25:48


Surfear en Gaza, para valientes entre valientes

1.1080108 13 diciembre 2014 19:52:27

Mientras los vientos invernales azotan la Franja de Gaza, haciendo que muchos de sus vecinos no salgan de casa, dos hombres palestinos, por el contrario, corren hacia las olas del mar Mediterráneo. Mohammed Abu Jayab, de 41 años, y su amigo Ahmed Abu Hasira, de 35, son dos de las cerca de dos docenas de surfistas que toman olas en la bloqueada franja, que ha soportado tres devastadoras guerras contra Israel en seis años, la más reciente en el pasado verano boreal. El club de surf Gaza describe el deporte como una vía para "olvidar las penurias de la vida en Gaza". Pero ese no es realmente el caso de los dos hombres que chapotean en unas aguas tan frías como para cortar la respiración incluso dentro de un traje de neopreno. Las aguas residuales, al natural o solo parcialmente tratadas, se mezclan ahora en las olas. "Nos metemos en este mar con miedo a una infección. En el pasado, el agua estaba mejor", dijo Abu Jayab, un padre de cinco hijos. La presencia de aguas residuales en el Mediterráneo se debe a los cortes de suministro eléctrico relacionados con el bloqueo fronterizo impuesto por Israel y Egipto desde que el grupo islamista Hamas se hizo con el control de Gaza en 2007. Los sucesivos parones interrumpen el trabajo de las bombas que gestionan los residuos de los 1,8 millones de habitantes de la Franja. Estos problemas se intensificaron tras el conflicto del pasado verano boreal, en el que según Naciones Unidas fallecieron unos 2.200 palestinos y 72 israelíes. Cuando Abu Jayab se inició en el deporte como aficionado en la década de 1990, utilizaba tablas de madera hechas en casa que le provocaron lesiones al menos en cuatro ocasiones. Ahora, las tablas del club lucen los logotipos de las organizaciones internacionales que las donaron, incluyendo Surfing 4 Peace, fundada por el surfista estadounidense Dorian "Doc" Paskowitz, que falleció en noviembre a los 93 años. "Dios bendiga su alma", dijo Abu Jayab. Por el momento, Abu Jayab no ha participado en ninguna competición internacional de surf, en parte porque este deporte no tiene apoyo oficial en Gaza y por el frecuente cierre de la frontera. Pero dijo que nunca pierde la ocasión de meterse en el agua. "Llevamos surfeando 20 años y nunca hemos perdido ninguna oportunidad para hacerlo", apunta Abu Jayab poco antes de saltar al agua cerca del puerto pesquero de Ciudad de Gaza. "Este deporte nos corre por las venas". Mar Mediterráneo Surf

Vice Todas las noticias Time13 diciembre 2014 19:52:27


Vargas Lleras le quitó las llaves a un beneficiario de casa gratis por tener dos mujeres

0.97991085 31 octubre 2014 20:08:33 Noticias de Bucaramanga, Santander y Colombia - Vanguardia.com

Esa fue una de las razones. La otra es que el sujeto tenía casa propia y no podía acceder al beneficio del Gobierno.... Credito: TOMADO DE PULZO.COM

Vice Todas las noticias Time31 octubre 2014 20:08:33


"Lo cortés no me quita lo valiente": Claudia López

0.866127 26 octubre 2014 03:04:07 ELESPECTADOR.COM

Una cosa es ser analista política y otra, protagonista de la política. ¿Cuál es su evaluación de sus tres primeros meses de senadora? Me siento como si estuviera estudiando cuatro doctorados al tiempo. El Congreso es una gran escuela, si se tiene disciplina, rigor y se es juicioso, porque se conoce muy bien el funcionamiento del Estado. Además, en mi caso, también se aprende a cultivar una virtud que me es escasa: la paciencia. Por otro lado, es una gran oportunidad para influir y eso hay que valorarlo. Las comisiones primeras de Senado y Cámara son las más importantes porque allí se cocinan los temas constitucionales. ¿Sí hay oportunidad de influir cuando se trabaja, como usted, prácticamente sola? El Congreso es una corporación en la que, por definición, se tienen que hacer acuerdos para conseguir objetivos. Claro, deben ser constructivos y transparentes y rigurosos. Estar en la Comisión Primera es un lujo. Me siento muy honrada de trabajar al lado de personas del nivel, la talla y la experiencia de Viviane Morales, Horacio Serpa y otros. Soy apenas un voto de 19, pero uno logra hacerse oír si da argumentos serios. Una de sus intervenciones más sonadas en los medios fue la del debate de Iván Cepeda contra Álvaro Uribe. Refiriéndose al expresidente, usted lo fustigó por retirarse del recinto cuando Cepeda daba sus argumentos, y lo llamó “sanguijuela”. ¿Se arrepintió de usar ese término, por brusco? Por supuesto que me arrepentí. Uno no debe usar ese tipo de adjetivos de carácter más personal que argumental porque no se construye nada. En ese debate, por ejemplo, formulé una serie de propuestas como la de que los funcionarios que tienen fuero especial, como Álvaro Uribe, que nunca van a ser juzgados aquí o en una corte internacional, estén obligados, al menos, a someterse a una comisión de la verdad. Nadie oyó porque todos se centraron en ese término. Mejor dicho, me pegué un tiro en el pie: por cometer una imprudencia verbal, nadie “aterrizó” en el fondo de mis argumentos. A propósito, en su época de analista-denunciante, bien podría haber sido calificada como antiuribista. Sin embargo, como senadora parece haber dado un giro. ¿Es más condescendiente con Uribe y el uribismo o es una percepción equivocada? Esa percepción es equivocada. Por ejemplo, cuando propuse una comisión de la verdad, también le dije a Álvaro Uribe que había sido el único mandatario que había llegado a la Presidencia con el apoyo de los paramilitares, pero que como su fuero lo protegía de un juicio en derecho debía someterse a esa comisión. Pero después también pedí que se cumplieran las garantías que establece la ley para realizar debates en el Congreso, y lo dije con ocasión de una serie de intervenciones de los senadores de la coalición gubernamental contra el expresidente. Pero ¿eso no es una defensa? No. Álvaro Uribe no necesita que yo lo defienda. Él tiene veinte defensores que hacen esa tarea gratuitamente. Y tampoco me hice elegir para ser defensora de nadie. Resulta muy fácil aplaudir la violación de las garantías y que se cambie el orden del día para iniciar un debate no anunciado, sin cuestionarios y sin que la gente se pueda preparar anticipadamente porque es contra Uribe. Y cuando mañana se haga lo mismo contra la Alianza Verde o contra el Polo, ¿también aplaudimos? Lo que exigí ese día, y seguiré exigiendo, es que se cumplan las garantías. Los debates se pueden ganar con argumentación, no con “matonería”. El país soportó, hace poco, un intento de reforma a la justicia que resultó ser un desastre. Este nuevo intento, en el que habría buena parte de cambios en la Rama Judicial, ¿va para lo mismo en cuanto a las altas cortes? Tengo la impresión de que va camino de ser un fracaso peor que el de la primera reforma, porque esta es un sancocho. Ya le han metido varios micos, como el de ponerle el nombre de tribunal de aforados a un órgano que será igual a la actual Comisión de Acusación. Les extendieron la impunidad de esta Comisión, dándoles fuero, al registrador, al Consejo Electoral, al contralor y al procurador. Es decir, en vez de expandir justicia, expandieron impunidad. Y a los congresistas les están aprobando la gabela de renunciar en cualquier momento para lanzarse a otro cargo de elección popular o para ser ministros. ¡Imagínese! Pero la eliminación de la reelección presidencial suena bien. Sí, hay un par de cosas que son convenientes, pero si para eliminar la reelección presidencial nos van a meter un rosario de micos, sería preferible que la reforma se hundiera y que tramitáramos el articulito de la reelección y punto. Con los magistrados actuales y con estos congresistas, ¿se podrá adelantar una reforma real? Si algo me ha sorprendido en estos tres meses es, además de oír a los políticos justificando la corrupción y minimizando los vínculos con los ilegales, ver el cinismo con que actúan los magistrados y el fiscal cuando defienden la impunidad para ellos. Creo que el Gobierno se metió en su propio callejón sin salida cuando propuso la reforma. Obviamente le va mejor a Colombia sin reelección presidencial y eliminando o sustituyendo al Consejo de la Judicatura. Pero si el costo es el de aprobar micos gigantescos y aumentar la impunidad, es preferible que se caiga todo o los colombianos van a quemarnos vivos. Parodiando la reciente campaña “Soy Capaz”, ¿no serán capaces el Congreso y el Gobierno? Este Congreso cuenta, por primera vez en muchos años, con un expresidente de la República, dos expresidentes de la Constituyente del 91, varios exministros, la bancada de derecha más grande que ha existido recientemente y una dignísima bancada de izquierda. No nos puede quedar grande una reforma decente y útil para renovar las instituciones y la democracia. Si es así, le estaríamos abriendo paso a la propuesta de las Farc y de Uribe: que la única salida para iniciar una reforma es realizar otra asamblea nacional constituyente. ¿Cuál es el nudo del problema de juicios para los altos funcionarios? ¿Por qué es tan difícil que lo entiendan, pese a la crítica pública? Más allá de las personas que componen las cortes y otras entidades, se trata de un problema de diseño constitucional que consiste en que los altos funcionarios del Estado tienen garantizada la impunidad. Le doy un ejemplo: yo no tengo un solo rabo de paja en mi vida. ¿Usted cree que yo sería capaz de iniciarle un juicio a un magistrado que me podría investigar al día siguiente? O sea, estamos hablando de la ecuación “yo no te juzgo, tú no me juzgas”. Exactamente. Si un magistrado a quien yo me atreví a juzgar en el juicio político que se quiere aprobar en la reforma puede, a su vez, abrirme una investigación, me acabaría en dos minutos. Aquí hay un conflicto de interés que va más allá de los líos políticos y judiciales de los congresistas y de los togados. Ningún parlamentario, por pulquérrimo que sea, va a poder cumplir su tarea de revisar la conducta de los magistrados porque el riesgo de que lo “fusilen” es real. Y es obvio que donde no hay ley ni juez, hay impunidad garantizada, abuso de poder y corrupción. En el marco de los debates de la reforma al equilibrio de poderes, usted ha sido muy dura con el fiscal general. ¿Cuáles son sus argumentos? Le aclaro que no tengo ningún sentimiento personal de animadversión en contra de Eduardo Montealegre. Por el contrario, tengo respeto y admiración académica por él. Pero cuando actúa, he visto a un funcionario que ejerce como manzanillo. ¿Por qué? ¿Cuáles hechos justifican ese apelativo? Hechos: reunió a toda la Comisión de Acusación en su oficina antes de que eligieran formalmente a sus nuevos miembros, excepto a un par de representantes a los que no se atrevió a llamar. Hizo nombrar como secretario general de esa Comisión a un funcionario suyo que era el enlace de la Fiscalía con el Congreso. A eso lo llamo hacer manzanillismo. También es manzanillismo que se oponga a la creación de un tribunal de aforados con capacidad real de investigación y juzgamiento. Eso ha sostenido usted. Sin embargo

Vice null Time26 octubre 2014 03:04:07