Woody Allen dirigirá a Plácido Domingo en ópera

Press Report

Fuentes de noticias de productos actualizados continuamente

Share on Facebook Share on Twitter Share on Google+

28 enero 2015 23:23:16 ELESPECTADOR.COM - Zodiaco, Cultura

El tenor español Placido Domingo protagonizará, en el retorno a Los Ángeles de Woody Allen como director de una ópera, al incomparable "Gianni Schicchi" del compositor italiano Giacomo Puccini. Allen dirigió por primera vez "Gianni Schicchi" en la Ópera de Los Ángeles en el 2008, adaptando la obra de Puccini basada en un personaje del Infierno de La divina comedia de Dante, que lleva la historia a una época más moderna con alusiones al cine italiano y con un estilo cómico de ritmo rápido que recuerda de las películas del director estadounidense. (Leer Woody Allen realizará serie televisiva para Amazon). El próximo 12 de septiembre, Plácido Domingo será la estrella de la apertura de la temporada 2015-2016 de la Ópera de Los Ángeles, que celebra su 30 aniversario, según informó el martes propio teatro lírico. El barítono británico Thomas Allen - sin relación con el director - desempeñó el rol principal en 2008. Domingo, quien es también el actual director de la Ópera de Los Ángeles, dijo en un comunicado que la compañía "diseñó una temporada llena de favoritos del público" para marcar esta importante fecha. Otros eventos destacados de la temporada incluyen un concierto en marzo de 2016 de Domingo y otra superestrella de la ópera, la soprano estadounidense Renee Fleming. La temporada de la Ópera de Los Ángeles también presentará "Moby Dick", una obra del compositor estadounidense Jake Heggie que se estrenó en 2010 y se basa en la clásica novela de Herman Melville. Plácido Domingo se desempeñará también en una producción de Allen de "Gianni Schicchi" el 30 de junio en el Teatro Real de Madrid. Artículo completo en Woody Allen dirigirá a Plácido Domingo en ópera

Vice null Time28 enero 2015 23:23:16


Ads

Las 10 películas más recordadas de Woody Allen

8.578124 01 diciembre 2015 20:12:42 ELESPECTADOR.COM

Vice null Time01 diciembre 2015 20:12:42


Woody Allen oficializa el elenco de su próxima película

1.6289053 04 agosto 2015 23:32:35

El director estadounidense Woody Allen dio a conocer este martes el elenco completo de su próxima película con las incorporaciones de Blake Lively, Corey Stoll ("House of Cards") y Parker Posey. El cineasta había anunciado hace un tiempo la participación de Kristen Stewart, Bruce Willis y Jesse Eisenberg, que ya actuó en "A Roma con amor" (2012). Anna Camp ("The Help", "True Blood"), Stephen Kunken ("El lobo de Wall Street"), Sari Lennick ("Brooklyn Nine-Nine") y Paul Schneider ("Parks and Recreation") actuarán como secundarios. El rodaje de la película, que todavía no tiene título, comenzará este mes en Nueva York y Los Ángeles, de acuerdo con un comunicado enviado por su publicista a la AFP. El film llegará a los cines en 2016, siguiendo la premisa de Allen de estrenar un proyecto cada año. Hace unas semanas presentó "Irrational Man", con Joaquin Phoenix, Emma Stone y Parker Posey, con la que repetirá experiencia. Woody Allen Cine

Vice Todas las noticias Time04 agosto 2015 23:32:35


Woody Allen dice que en su matrimonio fue "paternal y funcionó"

1.5140758 31 julio 2015 00:13:32 ELESPECTADOR.COM

"He tenido suerte, tenemos 35 años de diferencia y la dinámica ha funcionado". En una de las pocas entrevistas que concede, el realizador estadounidense Woody Allen comentó su controvertido matrimonio, explicando que tiene una relación "paternal" con Soon-Yi. "Cuando empecé esta relación, pensé que sería solamente un amorío, que no era nada serio", declaró el cineasta en la radio estadounidense National Public Radio (NPR). "Después, empezamos a salir juntos, nos pusimos a vivir juntos, y nos gustó. La diferencia de edad parecía no tener importancia. De hecho, parecía jugar a nuestro favor", explicó el cineasta, que cumple 80 años en diciembre. "Tuve suerte", dijo Woody Allen, que tiene dos hijas adoptivas con Soon-Yi. "Estoy casado desde hace 20 años, (...) tengo 35 más que ella y, por razones ajenas a nuestra voluntad, la dinámica ha funcionado. Yo era paternal. Y ella respondía a alguien paternal. Me gustaba su juventud y su energía. Ella confiaba en mí y yo era feliz de dejarla tomar muchas decisiones y encargarse de tantas cosas. Ella se realizó", añadió. Mia Farrow, que trabajó en 13 de sus películas, dejó a Woody Allen en 1992 tras descubrir entre sus pertenencias fotos de Soon-Yi, hija adoptiva de Mia y su exmarido, desnuda. (Galería Hijo de Woody Allen cambia su aspecto para parecerse a Frank Sinatra). Woody Allen y Soon-Yi, que es su tercera esposa, se casaron en 1997. En la entrevista Allen habló también de su vida y se describió como "perezoso y no perfeccionista". "Hacer filmes no es el objetivo final de mi existencia. No tengo el intelecto, la profundidad o el don natural. No hay grandeza en mí", declaró este cineasta prolífico, que estrena una media de una película al año desde 1965. Interrogado por las acusaciones de agresión sexual a su hija adoptiva Dylan Farrow, que él siempre ha negado, afirmó que esas acusaciones no habían cambiado nada entre la gente que viene a ver sus películas. (Contexto Dylan Farrow insiste en los abusos sexuales de Woody Allen). "Siempre tengo una pequeña audiencia. La gente nunca ha venido en masa, y es lo mismo ahora. Tengo la misma audiencia a lo largo del tiempo", estimó. "Si las críticas son malas, no vienen", agregó, concluyendo que su vida privada no influía en su obra.

Vice null Time31 julio 2015 00:13:32


Plácido Domingo y Conchita Wurst cantarán juntos en la Ópera de Viena

1.5140758 18 marzo 2015 23:47:20 ELESPECTADOR.COM

La ópera y el pop se fundirán el 17 de mayo en la Ópera de Viena en una gala protagonizada por el tenor español Plácido Domingo, el peruano Juan Diego Flórez y la cantante austríaca Conchita Wurst, dentro del programa del Festival de Eurovisión que celebra el día 23 su final en la capital austríaca. "Domingo estuvo de acuerdo inmediatamente", explicó un portavoz del teatro vienés, del que ha partido la idea de celebrar este concierto bajo el nombre "Pop meets Opera". Las entradas, con precios de entre 7 y 60 euros, se agotaron casi inmediatamente, aunque la Ópera de Viena ha querido que todo el público tenga posibilidad de disfrutar el espectáculo y ha acordado su retransmisión con la ORF, la televisión pública austríaca. La gala, en la que participarán también músicos de la Filarmónica vienesa, será proyectada también en una pantalla gigante en el exterior de la Ópera y emitida gratuitamente por el sistema de pago por visión que opera este teatro. "Apuesto por construir puentes antes que muros", ha declarado Dominique Meyer, director del teatro, al explicar la razón de esta gala. La 60 edición de Eurovisión tiene como lema "Building Bridges" (construyendo puentes) y con este concierto la Ópera quiere dar una oportunidad para que "los artistas construyan con su música y conversación puentes entre los géneros y las distintas culturas musicales". Conchita Wurst, el alter ego del cantante homosexual Tom Neuwirth, ganó el año pasado el Festival de Eurovisión y se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos de los gais y por el respeto a las diferencias. El programa del concierto será anunciado en abril y fuentes de la Ópera indicaron a Efe que aún no se ha decidido si los cantantes interpretarán juntos algún tema o actuarán por separado.

Vice null Time18 marzo 2015 23:47:20


Woody Allen dirigirá a Plácido Domingo en ópera

1.5140758 28 enero 2015 23:15:12 ELESPECTADOR.COM

El tenor español Placido Domingo protagonizará, en el retorno a Los Ángeles de Woody Allen como director de una ópera, al incomparable "Gianni Schicchi" del compositor italiano Giacomo Puccini. Allen dirigió por primera vez "Gianni Schicchi" en la Ópera de Los Ángeles en el 2008, adaptando la obra de Puccini basada en un personaje del Infierno de La divina comedia de Dante, que lleva la historia a una época más moderna con alusiones al cine italiano y con un estilo cómico de ritmo rápido que recuerda de las películas del director estadounidense. (Leer Woody Allen realizará serie televisiva para Amazon). El próximo 12 de septiembre, Plácido Domingo será la estrella de la apertura de la temporada 2015-2016 de la Ópera de Los Ángeles, que celebra su 30 aniversario, según informó el martes propio teatro lírico. El barítono británico Thomas Allen - sin relación con el director - desempeñó el rol principal en 2008. Domingo, quien es también el actual director de la Ópera de Los Ángeles, dijo en un comunicado que la compañía "diseñó una temporada llena de favoritos del público" para marcar esta importante fecha. Otros eventos destacados de la temporada incluyen un concierto en marzo de 2016 de Domingo y otra superestrella de la ópera, la soprano estadounidense Renee Fleming. La temporada de la Ópera de Los Ángeles también presentará "Moby Dick", una obra del compositor estadounidense Jake Heggie que se estrenó en 2010 y se basa en la clásica novela de Herman Melville. Plácido Domingo se desempeñará también en una producción de Allen de "Gianni Schicchi" el 30 de junio en el Teatro Real de Madrid.

Vice null Time28 enero 2015 23:15:12


Woody Allen y la próxima revolución de las series

1.5140758 14 enero 2015 15:59:51 ELESPECTADOR.COM

En la ceremonia de los Globos de Oro del pasado domingo hubo dos claros ganadores. Uno de ellos fue "Transparent", en la que Jeffrey Tambor interpreta a un padre de familia transexual. La serie, una de las mejores de 2014, sólo puede verse en Estados Unidos a través del servicio de streaming de Amazon, que ha producido el show. En otras palabras: Amazon se llevó a casa sus primeros Globos de Oro, venciendo por el camino a todas esas cadenas que se han convertido en un símbolo de calidad y prestigio. Y como si estuviera calculado (sin duda lo estaba) tan solo 24 horas después de una victoria tan significativa, la empresa del imparable Jeff Bezos anunciaba que ha fichado nada más y nada menos que a Woody Allen para que escribiera y dirigiera su propia serie para esta web: un número indeterminado de episodios de media hora que sólo estarán disponibles para aquellos que estén dispuestos a pagar los 80 euros que cuesta el servicio al otro lado del Atlántico. Cada año, las grandes cadenas de televisión se reúnen en Pasadena, a tiro de piedra de Los Ángeles, para presentar a los críticos y periodistas especializados sus propuestas para el semestre. En el TCA (Television Critics Association), uno puede ver las novedades de monstruos del medio como HBO o AMC, y de otros que amenazan con serlo como Showtime o Starz, que desembarcan en la ciudad con toda la artillería. Sin embargo, algunos de los asuntos más comentados de la presente edición fueron a cuenta de diversos ausentes. “Yo no diría que exista preocupación, pero es obvio que su estrategia funciona y todo el mundo ha empezado a prestarles atención: Netflix ya no es ninguna promesa”, decía un ejecutivo de Starz a El País (la cadena emite shows tan populares como la notable Black Sails —en España puede verse en el canal TNT—, o la muy popular Outlander —en Movistar Series). Netflix ha cambiado el panorama de la misma manera que HBO cambió la percepción que el público tenía de la televisión cuando empezó a producir ficción. "House of Cards" u "Orange Is the New Black" han demostrado que se puede apostar por contenido de calidad desde la web, sin necesidad de contar con una plataforma televisiva, contando con un streaming de altísima calidad. Muchos han intentado seguir sus pasos pero sin el nivel de inversión adecuado es una utopía llegar a un mercado cada vez más ávido de novedades. Por eso, cuando Amazon anunció su intención de empezar a crear contenidos propios (lo que alcanza su paroxismo con la noticia bomba del fichaje de Woody Allen), los más escépticos alzaron una ceja y los expertos se pusieron a temblar: el gigante de las compras tiene recursos suficientes como para convertirse en un serio competidor para cualquier compañía del sector, por grande que esta sea. Así nació Amazon Prime, que lleva desde 2005 experimentando con la música y el cine (e incluso la fotografía), primero como mero proveedor de servicios y recientemente como productor. El fichaje de Woody Allen es sólo el último movimiento de una ofensiva encaminada a inventar una nueva manera de atraer a generaciones (no necesariamente nuevas) al universo televisivo. Allen no es el primero en pasarse al hermano pequeño del cine, pero es curioso que mientras Martin Scorsese y David Fincher siempre expresaron su deseo de trabajar para la caja tonta, Allen nunca se pronunció al respecto, limitándose a cumplir su cupo anual de películas, dejando al mismo tiempo una sensación de que aquello ya le traía sin cuidado. “No sé cómo me he metido aquí, no tengo ideas y no sé por dónde empezar. Creo que Roy Price se arrepentirá de esto”, decía el propio Woody Allen en una brevísima nota de prensa difundida ayer. Todo apunta a que Jeff Bezos ha acertado otra vez, fichando a un realizador amado por los cinéfilos, con una base de seguidores no solo numerosa sino leal, y generando —una vez más— toneladas de tinta (real y virtual) en la prensa global. De momento, no hay fecha concreta para el estreno del proyecto de Allen, ni más detalles que los expuestos. La serie estará disponible en algún momento de 2016 en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, aunque a nadie le extrañaría que Amazon abriera el servicio a otros países si la recepción es la adecuada. Si Woody Allen funciona como Amazon espera, la competencia ya puede empezar a convocar reuniones. De urgencia.

Vice null Time14 enero 2015 15:59:51


Woody Allen creará su primera serie para televisión

1.3248163 14 enero 2015 03:29:38 Deporte Meridiano

El cineasta estadounidense Woody Allen escribirá y dirigirá por primera vez una serie de televisión que será difundida por el servicio online Amazon, según informó distribuidora en un comunicado el martes. “Hemos ordenado una temporada del ‘Proyecto sin título de Woody Allen’, una serie de episodios de media hora que serán escritos y dirigidos por Allen”, señaló el comunicado de Amazon.con Inc. Frente a esto el director de cine de 79 años ganador de cuatro Oscar expresó en un comunicado: “No sé cómo me metí en esto. No se me ocurre nada y no sé ni por dónde empezar”. Solo a través del servicio Prime Instant Video de Amazon, empresa que acaba de ganar el domingo dos Globos de Oro, se podrá ver “en exclusividad en streaming en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Foto tomada de: elpais.com.co

Vice null Time14 enero 2015 03:29:38


Woody Allen realizará serie televisiva en Amazon

1.3248163 13 enero 2015 15:55:04 ELESPECTADOR.COM

Woody Allen, uno de los cineastas contemporáneos más relevantes, creará su primera serie de televisión para que sea difundida por el servicio en línea Amazon, anunció la distribuidora en un comunicado el martes. La serie llevará por título: "El proyecto sin título de Woody Allen", adelantó Amazon Studios. "Woody Allen es un creador visionario que ha realizado algunos de los mejores filmes de todos los tiempos, y es un honor trabajar con él en su primera serie de televisión", afirmó Roy Price, vicepresidente de Amazon Studios, en un comunicado. Price agregó que "desde 'Annie Hall' a 'Blue Jasmine', Woody ha estado en la vanguardia creativa del cine estadounidense y por eso no podríamos estar más emocionados al ofrecer en primicia su primera serie televisiva el próximo año". El proyecto, del que se desconoce su elenco, se podrá ver de manera exclusiva en el Prime Instant Video de Amazon en EE.UU., el Reino Unido y Alemania. Por su parte, Allen, de 79 años y ganador de cuatro Óscar por "Annie Hall" (1977), "Hannah and her sisters" (1986) y "Midnight in Paris" (2011), se mostró típicamente sorprendido. "No sé cómo acabé en esto. No tengo ideas y no estoy seguro por dónde comenzar. Creo que Roy Price acabará lamentando esto", aseguró el director neoyorquino en la breve nota de prensa.

Vice null Time13 enero 2015 15:55:04


Woody Allen y su Jazz Band

1.1355569 04 enero 2015 06:17:47 RSS Principal

¿Que Woddy Allen toca su clarinete este fin de año en el Liceu de Barcelona y yo estoy a dos cuadras, en el Hotel Barbara, junto a la Rambla del Raval? Imposible no asistir al concierto programado en el marco del Suite Festival de Jazz de la ciudad condal. El casi octogenario neoyorquino es un personaje de la familia y desde hace cuatro décadas, desde adolescentes, lo seguimos, admiramos, odiamos, imitamos, empezando por esa película en que se disfrazó de espermatozoide y se lanzó desde un avión. Y después hemos seguido todas sus historias reales y supuestas con las divas que han actuado en sus películas, la nieta de Hemingway, Mia Farrow, Diane Keaton, Scarlett Johanson, Penélope Cruz y decenas y decenas más. Lo hemos acompañado en sus líos conyugales, sus procesos judiciales, las denuncias de su despechada esposa y el matrimonio con su hijastra Soon Yi. Woody Allen (1935) ha filmado en París, Roma, Barcelona, ha actuado de guerrillero latinoamericano, mago, transformista, psicoanalizado, fracasado, triunfador. Es un gran travesti del arte, haciendo el seductor a lo Humphrey Bogart, mago, astronauta, snob, montañista, viajero, depresivo, ladrón, enamorado, excitado, psicópata, hipomaniaco, brujo y Dios. Y ahora, a los 79 años, Woody sale con su The New Orleans Jazz Band al escenario del Liceu de Barcelona, recién reconstruido después del incendio que lo devastó hace una década, soberbio edificio que admiran los espectadores en este fin de año 2014. Al emerger desde bambalinas Allen da pasos titubeantes de anciano, pues tiene ese esqueleto que los de su edad a duras penas soportan como una armadura chueca de hojalata, aunque tengan la mejor intención, y luego va directamente el micrófono enfundado en sus amplios pantalones payasescos de pana beige, sus gafas redondas de aro negro y la camisa a cuadros y su melena canosa. Acaba de estar en Mónaco y Badajoz y termina la gira en Barcelona para recibir el nuevo año 2015. Es Woody Allen, el gran payaso quien saluda al público y tras él entran sus sesentones comparsas de la urbe, quienes poco a poco lo han adoptado y terminaron por ser sus amigotes, y a los que ahora pasea por el mundo como una nueva banda equivalente a la del Buenavista Social Club, grupo de nonagenarios cubanos, lanzados a la fama en 1998 gracias a la película de Wim Wenders. El grupo interpreta música de jazz de la Nueva Orleans de los años 20 y 30, en esos tiempos felices de entreguerras marcados por el crack de 1929 que cimbró a la humanidad y llevó después a una sucesión de guerras y desgracias mil, entre ellas el holocausto propiciado por los nazis de Hitler contra los judíos y los marginales de Europa, gitanos, comunistas, sicoanalistas, pintores degenerados, personajes todos ellos presentes en las películas inolvidables del Woody. El Liceu de Barcelona no está lleno, pero eso no importa. En los puntos principales, especialmente en platea, está apeñuscado el público entusiasta que aplaude todas las peripecias y ocurrencias de ese All that Jazz. En las galerías salpicadas de admiradores los aplausos suenan ceñidos, al unísono que la algarabía de las plateas repletas y los gritos de los entendidos que celebran los solos del contrabajista Greg Cohen, del banjo Eddy Davis, del trombón, el piano o la batería. No importa si Woddy a veces no da el tono ni le alcanza la respiración o que sea muy chillón con su clarinete y tenga que limpiarse la boca o que a duras penas trate de mover el esqueleto sentado al lado del líder del grupo, el tocador de banjo, y del trompetista y cantante que se levanta para calentar al público en un crescendo paulatino. Atrás están el joven contrabajo, de traje, el aplaudido pianista y el baterista, todos salidos de una novela de Phillip Roth, de orígenes judío, italiano o polaco, neoyorquinos de New Jersey, perfectos personajes para alguna película inédita del gran Woody, panzones y calvos casi todos ellos, neoyorquinos y gozones hasta la saciedad. Afuera la Rambla de Barcelona está llena de gente. En el tradicional y bello Café La Ópera, situado al frente del Liceu, se comenta que Woody ha estado allí tal vez tomando el emblemático chocolate con churros y ensaimadas, pero es como una leyenda imposible de probar. En el Liceu, muchos acicalados en extremo suben las ecalinatas imponentes trajeados de negro, corbatín y abrigos de piel que se quitan y entregan a los bell boys. En su mayoría el público es de jubilados, empresarios, curiosos, amantes del jazz, cinéfilos, despistados y algunos que han pagado 165 dólares para estar en la cena posterior, donde probablemente esté presente el adorado clown. Woody se mueve sentado en su silla y a veces se entusiasma y logra una buena tonada, otras se hunde, se defenestra, pero es salvado ineluctablemente por sus amigos con el trombón, el bajo, el piano o el banjo. El mismo Woody sabe: en su gira, lo que atrae es su nombre y si no fuera por él, la banda no habría salido nunca de su rincón en New York: nada que ver con Louis Armstrong, Miles Davis, Dizzy Gilepsie, John Coltrane. Woddy se levanta otra vez y se dirige al micrófono para desear el "happy new year" que todos esperamos y en verdad se crea una comunión simbólica entre todos. Nuestro querido Woody no da un concierto banal, pues se trata del fin de año y todos ahí estamos con él, en la Barcelona de su película sobreactuada por Bardem, Penélope y Scarlett, un poco caricaturesca como todas las películas que hace sobre París, Londres, Roma o New York. Woody está ahí pasando el año nuevo con nosotros, probablemente uno de sus últimos fines de año, porque nadie es eterno: ni él ni García Márquez, ni Picasso, ni Dalí ni el Papa ni Lauren Bacall. El concierto termina, pero la gente aplaude y exige un retorno, que es largo y feliz. Al final todos hemos sido seducidos por esta banda de barrio de amigos sesentones, que vienen de regreso de todo y están más allá del bien y del mal, como Woody con su pantalón amplio, sus gafitas de aro negro, sus canas y sus zapatos de cuero café. Y así desaparece detrás del escenario hacia la noche de la Rambla, que estará llena de decenas de miles de catalanes, españoles y turistas que acuden a recibir 2015 junto al mar, bajo los juegos pirotécnicos y la estatua de Cristóbal Colón, quien extiende su mano hacia América, porque como dice Obama, "todos somos americanos" en este jazz del siglo XXI.

Vice null Time04 enero 2015 06:17:47


¿Se acerca el ocaso de Woody Allen?

1.1355569 17 diciembre 2014 19:03:22

Salir de la sala del cine con la cabeza llena de preguntas es, en el mejor de los casos, algo bastante bueno. Llevarse consigo personajes, universos y destinos no podría ser un mejor síntoma de una película que rebasa, por mucho, sus propias expectativas. Pero a veces, cuando se enciende la luz de la sala, nos asaltan dudas punzantes que nos llevan a pensar sobre la necesidad de la existencia de esa película. Pensándolo bien, esta escena la he protagonizado varias veces en mi rol de espectadora. Sin embargo, el asunto se avinagra mucho más cuando detrás de la película está un director que ha sido de nuestros más profundos afectos. Es un dolor casi comparable con el engaño. ¡Cómo pudo hacer algo así! ¿Por qué borró con el codo lo que durante tantos años hizo con la mano? Muy decepcionada. Así he quedado tras asistir a la última película de Woody Allen: ‘Magia bajo la luz de la luna’. La historia, que transcurre alrededor de los años 20 en una provincia francesa, se centra en las artimañas de las que se vale un reconocido mago de teatro para desenmascarar a una joven norteamericana que se hace pasar por una vidente en el prestigioso medio de los ricos de la región. Pero, a medida que avanza su investigación del mago quien, de manera reforzada, convive con la joven, por la que asegura no sentir nada, empieza a ceder. A esta altura de la trama es fácil suponer lo que va a pasar: aquel mago que se dice enamorado de su actual pareja y que manifiesta de dientes para afuera un rechazo directo a la joven, cambia sin mayores razones. Poco después, de manera ‘mágica’ y casual, la joven y él se reconocerán enamorados de la nada y entonces la película, que patinó todo el tiempo en la misma situación, terminará de una manera casi tan insípida como empezó. De ahí que la producción adornada con una exquisita banda sonora y con una deliciosa dirección de arte, que incluye hermosos autos, vestidos, jardines veraniegos y palacetes franceses, se agote en su intento narrativo sin cumplir con las promesas clásicas de género que ofrece cuando se esgrime y vende como una comedia romántica. Está bien, hablamos de Allen, y aquí dejaré mi rol de juez para volverme parte y defender el legítimo derecho que le otorgan sus años y el metraje de tantas y tantas películas filmadas. Él siempre ha sabido moverse con propiedad, navegando entre las aguas dulces y saladas, sin tomarse muy en serio la pureza de los clásicos, llegando a alterar a los dioses como lo hizo con ‘Poderosa afrodita’ o volando sobre el río Sena en su musical de ‘Todos dicen I love you’. Es verdad, pocas han sido las cosas que el polémico neoyorkino no ha experimentado. Pero como lo que nos convoca es el cine, centrémonos solo en él y demos una mirada rápida a su extensa producción donde encontramos thrillers bien estructurados, entre ellos ‘Match point’ que muchos consideran su obra maestra, la matizada pieza de ‘Interiores’ y sus acostumbradas comedias donde el sicoanalista, el director frustrado, la madre y hasta el mismísimo Groucho Marx han sido personajes recurrentes: ‘El dormilón’, ‘Desmontando a Harry’ ‘Annie hall’ y ‘Misterioso asesinato en Manhattan’ por mencionar solo unas cuantas. Tras sus escándalos familiares y rodar sus últimas películas en suelo norteamericano, ‘Un final hecho en Hollywood’ entre ellas, Allen se mudó a Europa, donde continúo su carrera de otra manera. Poco a poco empezaron a quedar atrás algunos de personajes, conflictos y diálogos reconocidos, para darle paso a nuevas situaciones enmarcadas en distintos países y escenarios, acompañado siempre de su elenco exquisito que incluye actores de moda, por los que Allen parece tener especial interés: ‘Conocerás al hombre de tus sueños’ rodada en Londres, ‘Vicky, Cristina, Barcelona’ y ‘’De Roma con amor’. Ahora ‘Magia bajo la luz de la luna’ se suma a la lista de películas de un director productivo como pocos y que por lo mismo empieza a sentirse gastado en su discurso y su humor. Lejos empiezan a quedar los días de sus protagonistas excesivos y de aquellos diálogos maravillosos y bien estructurados, por lo que solíamos amarlo y seguirlo. Ahora parece estar más interesado en crear atmósferas de época, tal como lo hizo con ‘Media noche en París’ o en insistir con personajes y misterios del mundo extrasensorial como lo hizo con ‘La maldición del escorpión de jade’, que en desarrollar tramas. Así las cosas, y con el perdón de sus más férreos seguidores, creo que asistimos al ocaso de un director que fue grande. Uno que todavía da sus patadas en la industria, manteniéndose activo con una o dos producciones anuales, algunas de las cuales han generado uno que otro esporádico chispazo. Pero la constante es otra. Entonces, si el amor acaba, ¿por qué habríamos de pensar que la genialidad de Woody nos duraría para siempre? Como la música ligera… nada más queda. Woody Allen

Vice Todas las noticias Time17 diciembre 2014 19:03:22