Reformas penitenciarias permitirán prevenir torturas, dice Colombia en la ONU

Press Report

Fuentes de noticias de productos actualizados continuamente

Share on Facebook Share on Twitter Share on Google+

Ads

30 abril 2015 14:34:20 ELESPECTADOR.COM

El Gobierno de Colombia dijo ante el Comité contra la Tortura de la ONU que la práctica de este delito no responde bajo ningún supuesto a una política estatal y que está adoptando reformas legislativas y técnicas en el área penitenciaria para prevenir casos de este tipo. "La práctica de la tortura en Colombia no responde a una política estatal", declaró la directora de Política Criminal y Penitenciaria del Ministerio de Colombia, Marcela Abadía Cubillos, quien encabezó la delegación de su país. Aseguró que "frente a los casos que se han presentado en el país existe la decisión de investigar, juzgar y sancionar a los responsables", así como de "atender y reparar a las víctimas". El Comité, que celebra su 54 periodo de sesión en Ginebra, dedicó la primera parte del día a examinar el informe presentado por Colombia sobre su cumplimiento de la Convención contra la Tortura. Durante la sesión, algunos miembros del órgano de la ONU formularon diversas preguntas, como el número de condenas por tortura en el periodo cubierto por el informe (fines de 2009 hasta la fecha), de arrestos relacionados con protestas, así como sobre el uso del aislamiento en las prisiones y situaciones de impunidad. Varios dedicaron buena parte de sus intervenciones a subrayar el problema del hacinamiento en las cárceles colombianas y la forma en que esto predispone a los tratos crueles, inhumanos y degradantes, igualmente prohibidos en la Convención contra la Tortura. "El hacinamiento parece haber alcanzado niveles en que ocurren tratos crueles e inhumanos, en el que el área para dormir es del tamaño de un periódico, con problemas de violencia y salud que surgen de estas condiciones", dijo el jurista Jens Modvig, miembro del Comité y relator del informe de Colombia. "El acceso a servicios médicos parece estar severamente limitado y en algunas áreas sólo una tercera parte de detenidos tiene acceso a un médico", agregó. El relator Alessio Bruni abundó en esta problemática al señalar que, de acuerdo a la información del Instituto Nacional Penitenciario de Colombia, a inicios de esta año la población penal en Colombia era de 170.000 personas, un 53 % por encima de su capacidad máxima. Consideró que esto revela que las medidas que las autoridades están tomando para mejorar la situación no son suficientes. A este respecto, Abadía Cubillos explicó en su intervención que la estrategia del Gobierno pasa por "evitar el aumento desproporcionado e injustificado de penas, garantizar el acceso adecuado a los servicios de justicia y mejorar las condiciones materiales" dentro de las prisiones. El experto Modvig reaccionó señalando que "es preocupante que estos cambios no sean aplicados inmediatamente a aquellos que están privados de libertad". "Para disminuir el hacinamiento más bien recomendaríamos reducir el arresto preventivo, promover las liberaciones bajo fianza y otras alternativas al confinamiento", sugirió. Desde otra perspectiva, Modvig denunció la situación de mujeres confinadas en establecimientos masculinos, en lugares donde no hay prisiones femeninas. "No hace falta mucha imaginación para considerar las consecuencias de esta situación... con falta de servicios apropiados, más el riesgo de acoso, discriminación y abuso por parte de prisioneros y guardianes varones", explicó. Asimismo, consideró "un problema" el uso del aislamiento en las prisiones) y pidió que las autoridades penitenciarias compartan sus estadísticas sobre el número de casos y si se somete al recluso a un examen médico previo para prevenir que pueda ser víctima de tortura. Por otra parte, Modvig cuestionó la escasez de condenas contra miembros de grupos paramilitares desmovilizados, que cifró en unos 30.000, y "de los cuales apenas un puñado han sido condenados, lo que equivale a una impunidad de facto". Al enumerar los esfuerzos del Gobierno contra la práctica de la tortura, Abadía Cubilos mencionó la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, "apuesta única en el mundo que repara y atiende a las víctimas en un contexto de conflicto armado". Detalló que en los cuatro años se ha registrado a 7 millones de víctimas que están en proceso de reparación, para lo cual se han destinado 1.200 millones de dólares hasta el año 2021. "Hasta la fecha se ha indemnizado a cerca de medio millón de víctimas por diversos delitos", incluida la tortura, destacó. Artículo completo en Reformas penitenciarias permitirán prevenir torturas, dice Colombia en la ONU

Vice null Time30 abril 2015 14:34:20


Ads

ONU denunció maltrato, tortura y fuerza excesiva contra protestantes en Venezuela

0.57552266 08 agosto 2017 18:16:15 Noticias de Bucaramanga, Santander y Colombia - Vanguardia.com

La Guardia Nacional Venezolana ha "maltratado" y "torturado" de forma "generalizada y sistemática" a manifestantes y detenidos, denunció hoy la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.... Credito: EFE/VANGUARDIA LIBERAL

Vice Todas las noticias Time08 agosto 2017 18:16:15


Expertos se reunirán para discutir la nueva política penitenciaria en Colombia

0.5747073 28 mayo 2017 18:03:58

Con el propósito de definir la política penitenciaria del país, que presenta grandes dificultades, entre el 1 y 2 de junio se realizará en Bogotá el Primer Congreso Internacional de Política Penitenciaria y Carcelaria. El evento será instalado por el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y será clausurado por el Vicepresidente, Óscar Naranjo Trujillo. Entre los asistentes estará el Procurador General de la Nación, Femando Carrillo Flórez y el Embajador de España, Pablo Gómez de Ólea Bustinza. Además contará con la participación del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez; el Defensor del Pueblo, Carlos Negret Mosquera; el presidente de la sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Fernández Carlier y Luis Guillermo Guerrero, presidente de la Corte Constitucional quienes se pronunciarán sobre la justicia colombiana frente a la crisis que enfrenta el sistema penitenciario. Este importante diálogo convoca a un conjunto de expertos internacionales entre quienes se destacan Mercedes Beláustegui Alfonso, subdirectora general de Relaciones Institucionales y Coordinación Territorial de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias de España; Michel Arellano, Coordinador del Programa de Prisiones de la Embajada de Estados Unidos, Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley; Bo Mathiasen, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y Nazario Espósito, director en Colombia de la Oficina de Naciones Unidas para Proyectos (UNOPS). Este congreso abordará la política penitenciaria en Colombia bajo temáticas como: la modernización de este sistema, la profesionalización y formación del personal administrativo, así como de los guardias e internos, Alianzas Público-Privadas (APP) en los sistemas penitenciarios y carcelarios. Igualmente serán tema de debate la humanización, justicia restaurativa y las cárceles para el postconflicto urbano. El I Congreso Internacional ‘Hacia la Construcción de una Nueva Política Penitenciaria en Colombia’ es coordinado por la Presidencia de la República, el Ministerio de Justicia y del Derecho, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Cooperación Española (FIIAPP) la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Cárceles en Colombia hacinamiento en las carceles Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec)

Vice Todas las noticias Time28 mayo 2017 18:03:58


Revelan prácticas de tortura de los paramilitares en Colombia

0.5452804 30 junio 2016 23:36:04

Las extintas organizaciones paramilitares colombianas torturaban a sus víctimas a golpes, pedradas, descargas eléctricas y hasta mutilaciones de orejas y órganos sexuales, según un documento difundido el jueves por las autoridades judiciales. En un fallo del juez Eduardo Castellanos de la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá se llegó a la conclusión de que los paramilitares sometían a sus víctimas a los peores tormentos antes de asesinarlos. Una de las torturas consistía en la mutilación de miembros cuando los paramilitares creían que sus víctimas eran integrantes o simpatizantes de las guerrillas. "Las mutilaciones realizadas por los paramilitares, según las actas de necropsia aportadas por Medicina Legal, tendieron a focalizarse en ciertas partes del cuerpo viviente de la víctima, antes de ser asesinados mediante disparos propinados con arma de fuego", indicó el fallo. El documento judicial relató que "a un presunto colaborador de la guerrilla le amarraron con cuerdas las manos y los pies, lo tiraron al suelo boca arriba y desde un barranco le dejaron caer piedras pesadas en la cara hasta desfigurarle el rostro" para que confesara los supuestos movimientos de la insurgencia en la ciudad de Maicao, al norte del país. En tanto, a un jugador de fútbol en el municipio de La Dorada, en el centro del país, lo obligaron a subir a una camioneta, le facturaron las piernas a golpes y luego lo azotaron en la cabeza hasta matarlo. El tribunal recolectó información de paramilitares que confesaron que con objetos contundentes golpeaban a sus víctimas en la cara, el pecho y en el tórax. También aplicaban descargas eléctricas, quemaban a las víctimas y las sometían a torturas psíquicas como el aislamiento, la privación del sueño, la humillación pública y el trabajo forzado. Los grupos paramilitares surgieron en el país a finales de los años 70 en respuesta a los abusos de los grupos guerrilleros. En 2003 las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia iniciaron un proceso de desmovilización. Varios de sus miembros volvieron a la vida civil y se acogieron a una ley que les garantizó un máximo de ocho años en prisión a cambio de no volver a cometer delitos, confesar sus crímenes y entregar sus bienes para indemnizar a sus víctimas. Pero muchos se vincularon con las llamadas bandas criminales y siguieron delinquiendo. La Fiscalía calcula que al menos 156.000 personas fueron asesinadas por los paramilitares entre 1980 y 2004. Paramilitarismo en Colombia Mutilación genital Tribunales de Justicia y Paz Medicina Legal

Vice Todas las noticias Time30 junio 2016 23:36:04


ONU no ha logrado objetivo de prevenir guerras

0.53988516 11 mayo 2016 02:28:41

Setenta años después de su fundación, la ONU no está equipada para conseguir el objetivo primordial por el que fue creada en 1945: salvar a las generaciones futuras del flagelo de la guerra, afirmó el presidente de la Asamblea General. En una reunión de alto nivel de la asamblea el martes enfocada en las amenazas a la paz mundial, Mogens Lykketoft hizo notar la violencia e inestabilidad en gran parte del Medio Oriente y el norte de África, impunidad ante las violaciones al derecho humanitario internacional, "terrorismo que está provocando el caos en muchas naciones" y violencia sexual contra las mujeres en zonas de conflicto. Pero agregó que el cambio es posible. La activista liberiana Leymah Gbowee, premio Nobel de la paz, dijo en la reunión que miles de personas han muerto en 414 explosiones de bombas, ataques terroristas, asesinatos y otros incidentes violentos tan sólo desde enero. Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Vice Todas las noticias Time11 mayo 2016 02:28:41


Trump dice que restablecería la tortura por ahogamiento simulado

0.48308942 22 noviembre 2015 21:26:59 RSS Principal

EFE | LA PATRIA El magnate Donald Trump, precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU., dijo hoy que si llegara a la Casa Blanca restablecería la tortura a sospechosos de terrorismo por ahogamiento simulado, consistente en verter agua sobre el rostro cubierto con una tela para provocar asfixia al detenido. En una entrevista, Trump respaldó el uso de esa polémica técnica, utilizada por la Administración de George W. Bush para extraer información a los sospechosos detenidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y prohibida por el actual presidente, Barack Obama, poco después de llegar al poder en 2009. "Lo restablecería, sí, lo restablecería", afirmó Trump en su entrevista telefónica con la cadena de televisión ABC News, al ser preguntado si restauraría el ahogamiento simulado, conocido en inglés como "waterboarding". "Creo que el ahogamiento simulado es muy poca cosa comparado con lo que ellos nos hacen a nosotros", aseguró el favorito en las encuestas de la carrera republicana, en referencia a los terroristas de Al Qaeda o el Estado Islámico (EI). "Lo que nos están haciendo, lo que le hicieron a (el periodista estadounidense) James Foley cuando le cortaron la cabeza, eso es un nivel completamente diferente, así que por supuesto que restablecería los interrogatorios y los interrogatorios severos", añadió. El ahogamiento simulado ha sido definido como tortura por la ONU y denunciado por numerosos grupos de derechos humanos como un tratamiento cruel y degradante, al igual que la "alimentación rectal" practicada también por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) la década pasada. Trump dijo, también, que no quiere cerrar mezquitas en Estados Unidos, como había sugerido esta semana, pero sí quiere someterlas a vigilancia, con "medidas fuertes". "La gente que está implicada en estas mezquitas sabe quiénes son los malos y sabe quiénes son los buenos, pero no hablan. Tenemos que vigilar las mezquitas", subrayó el magnate. Trump se desmarcó este fin de semana de la idea de crear una base de datos para monitorear a todos los musulmanes del país, y dijo que él nunca había sugerido eso, sino que lo hizo un periodista. No obstante, dijo que sí quiere crear "una lista de vigilancia para los refugiados" sirios a los que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha prometido acoger en EE.UU., aunque antes de hacer eso preferiría echarlos a todos del país, igual que a los 11 millones de inmigrantes indocumentados. Además, hoy aseguró que a quienes se encuentren en listas de vigilancia debe prohibírseles comprar armas si son "enemigos del Estado".

Vice null Time22 noviembre 2015 21:26:59


Las poblaciones discriminadas en Colombia son foco de tortura

0.4707113 26 junio 2015 04:38:38 ELESPECTADOR.COM

“Los actos de tortura se dirigen muchas veces contra grupos poblacionales específicos, en razón de su situación de vulnerabilidad, de sus características identitarias con motivos de discriminación o a la labor que realizan”. Ésta es una de las conclusiones del informe “Tortura y tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en Colombia”, presentado este jueves con ocasión del día mundial de apoyo a las víctimas de tortura, que se conmemora cada 26 de junio. Mujeres, asunto de género La forma de trato degradante que predomina contra las mujeres es la violencia sexual. Hasta el 2014, el Registro Único de Víctimas, en el cual se inscriben las víctimas del conflicto armado colombiano entre 1985 y 2011, contaba con el registro de casi 8.000 víctimas de violencia sexual. Aunque las mujeres no son las únicas que la sufren, según cifras presentadas por la organización Sisma Mujer, por cada hombre que es violentado sexualmente hay cinco mujeres que padecen por este mismo tipo de hechos. Otra forma de violencia preocupante contra las mujeres y que ha tomado fuerza en los últimos años, además de que se ha vuelto bastante mediática por casos representativos como el de Natalia Ponce de León, son los ataques con químicos. Dos de las primeras personas en sufrir este flagelo fueron Gina Potes, directora de la Fundación Reconstruyendo Rostros, y su hermana, en octubre de 1996. A partir del ataque se le asignó a Potes un esquema de seguridad que fue retirado en 2012. De nuevo vulnerable, fue violentada sexualmente, al parecer por las mismas personas que la atacaron años atrás, sin que hasta el momento haya habido castigo alguno contra sus victimarios. A partir 1996, cuando se registró el primer ataque, este flagelo viene en aumento, hasta que alcanzó el pico de 162 casos en 2013. Esta escalada dejó al país con una de las tasas más altas en el mundo de ataques que se perpetran con agentes químicos como ácidos, polvos o gas pimienta, pegamentos y otras sustancias corrosivas. Ataques que evidentemente distinguen género, pues el 80% de las víctimas son mujeres y en uno de cada 5 ataques el victimario es un hombre. Población LGBTI, vulnerable a la tortura La identidad de género sigue siendo un móvil para el asesinato. Así lo asegura el informe, sin embargo, aún no hay condenas que reconozcan la orientación sexual como un agravante del delito. La tortura se ejerce con mayor recurrencia contra esta población. De los 67 homicidios de personas LGBTI que se presentaron en 2013, según cifras de Colombia Diversa, 10 presentaban rastros de tortura. Muestra de lo anterior es el asesinato de Liliana (Elkin David Arcila), en 2013, en Rionegro, Antioquia. La joven trans fue atacada por un grupo de personas que la golpearon varias veces en su cabeza con objetos contundentes mientras le lanzaban insultos relacionados con su sexualidad. Minutos antes, en el parque principal del mismo municipio, Alejandro Gil, un joven homosexual, había sido apuñalado en repetidas ocasiones. Asimismo, el hecho de hacer parte de la población LGBTI los hace más vulnerables a las agresiones policiales. Entre el 2008 y 2014, Colombia Diversa registró 212 eventos de violencia policial contra esta población. Además, dice el informe, los miembros de la Policía suelen actuar violentamente contra partes del cuerpo que estas personas han modificado, como sus senos y glúteos. Defensores de Derechos Humanos, objetivo de grupos ilegales y del Estado Según el informe, cierto fragmento de la sociedad considera que los defensores de Derechos Humanos buscan menoscabar la imagen y legitimidad del Estado. Según el Programa Somos Defensores, entre 2010 y 2014, más de 1.700 activistas de derechos humanos han sido víctimas de agresiones que incluyen asesinatos, desaparición, violencia sexual, amenazas, detenciones arbitrarias, entre otras. Los principales perpetradores de estos ataques son grupos armados ilegales conformados después del proceso de desmovilización, como las Águilas Negras, Los Rastrojos o el Clan Úsuga. En septiembre de 2014, las Águilas Negras amenazaron de muerte en menos de dos días a 88 defensores con un mensaje en que los declaraban objetivo militar y los tildaban de guerrilleros: “Con su hijueputa cuento de la paz quieren seguir mariquiando al país. Ustedes y sus organizaciones tienen que pagar con sangre. Sabemos dónde están cada uno de ustedes y sus familias. Prepárense para morir”. Además de estos grupos armados ilegales, agentes del Estado aparecen en distintos expedientes como perseguidores de activistas de Derechos Humanos. Así quedó evidenciado tras el escándalo de las chuzadas del DAS, y en casos emblemáticos como el de la periodista y defensora Claudia Julieta Duque, quien fue sometida a tortura sicológica por parte del extinto organismo, en acciones tan macabras y planificadas que incluso se diseñó un manual de amenaza, en el que, además de indicaciones sobre cómo realizar las llamadas telefónicas, había un guion específico para amedrentarla, amenazando la vida de su hija.

Vice null Time26 junio 2015 04:38:38


No más torturas

0.4707113 30 abril 2015 18:38:20 ELESPECTADOR.COM

La prestación del servicio de salud en las prisiones fue declarada como un estado de cosas inconstitucional por la Corte Constitucional en 1998, y continúa así, aunque en 2014 se creó para el efecto un nuevo sistema de salud, el cual no ha sido implementado. Hay reclusos que han tenido que pedir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos medidas cautelares para que los atienda un médico. Hay otros que han muerto por falta de dicha atención médica. Raros son los establecimientos con instalaciones adecuadas: en la cárcel Picaleña, de Ibagué, solo había servicio de agua tres veces al día, durante 20 minutos, según se constató en una tutela de 2013; en la penitenciaría Las Heliconias, de Florencia, sólo había dos baños para 175 internos, también según otra tutela de 2013. Además, suele haber abusos: entre 2010 y 2014 Medicina Legal valoró 2.425 presos con lesiones personales. Con este prontuario se está presentando el Gobierno ante el Comité contra la Tortura, en Ginebra, hoy, a rendir cuentas del cumplimiento de sus obligaciones conforme a la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Además de los evidentes ultrajes en las prisiones, deberá responder por las víctimas de violencia sexual y las de agresiones con agentes químicos, así como contra población LGBTI o contra personas en condición de discapacidad, los abusos de la fuerza pública frente a la protesta social, el maltrato a la población en zonas militarizadas, las “casas de pique” en Buenaventura, las “batidas” para reclutamiento militar, o la deplorable atención psicosocial a las víctimas de violaciones de derechos humanos. Las torturas contra defensores de derechos humanos también serán tenidas en cuenta, incluidas las amenazas (888 entre 2010 y 2014) y las chuzadas del DAS, sobre las cuales se adelanta investigación judicial por el delito de tortura psicológica. Y sobre todo, la impunidad: entre 2010 y 2014 la Fiscalía ha reportado apenas una sentencia por tortura, y treinta denuncias más, la mayoría inactivas. El Gobierno, por su parte, ha venido promoviendo una ampliación del fuero militar que excluiría de la justicia ordinaria casos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. El anterior examen sobre estos temas tuvo lugar en 2009. El Comité contra la Tortura recomendó entonces al Gobierno que se adhiriera al Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura. Así, recibiría asesoría, en relación con estas violaciones, del Subcomité para la Prevención de la Tortura, integrado por 25 expertos internacionales, que estaría autorizado para visitar prisiones, y existiría un Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura. También le recomendó que autorizara al Comité contra la Tortura para recibir denuncias individuales, conforme al artículo 22 de la Convención. Sería esta una oportunidad apropiada para aceptar esas sabias recomendaciones, sin esperar a que sean reiteradas de nuevo por el Comité. Que no se prolongue por más tiempo la tortura. *Director de la Comisión Colombiana de Juristas (www.coljuristas.org)

Vice null Time30 abril 2015 18:38:20


Venezuela rechaza las acusaciones de tortura del relator de ONU

0.46275872 10 marzo 2015 21:17:32

El gobierno de Venezuela rechazó este martes las acusaciones del relator sobre la tortura de la ONU, Juan Méndez, que incriminó al gobierno de Nicolás Maduro de violaciones graves de los derechos humanos durante las manifestaciones de protesta de febrero de 2014. "No fueron manifestantes ni protestas pacíficas como ha pretendido usted hacer ver No es verdad que esas muertes se hayan producido por el uso excesivo de la fuerza", dijo la delegación de Venezuela. Juan Méndez presentó este martes ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra un informe en el que acusa al gobierno venezolano de violar entre otros el derecho a no ser torturado ni a detención arbitraria. El relator presentó un informe de 200 casos de tortura en todo el mundo, entre ellos dos que habrían tenido lugar durante las revueltas de febrero de 2014. Según Méndez durante esas protestas también se produjeron 75 casos de malos tratos y murieron 29 civiles mientras 357 resultaron heridos. Venezuela admitió "muy pocos casos aislados que involucraron la actuación irresponsable de agentes de seguridad", pero lamentó la falta de "rigor científico" del relator en su informe. Violación de Derechos Humanos Funcionarios de la ONU Nicolás Maduro

Vice Todas las noticias Time10 marzo 2015 21:17:32


Tortura

0.44025645 16 diciembre 2014 05:18:04 ELESPECTADOR.COM

Y rompió en llanto, mientras el auditorio la ovacionaba de pie. Hablaba la exguerrillera- presidenta, Dilma Rousseff, al evocar sufrimientos de prisión a sus escasos 20 años durante la dictadura de los 60 y 70 en su país. “Brasil y sus nuevas generaciones merecen la verdad”, agregó. Presentaba la mandataria el más espeluznante informe de la Comisión de la Verdad sobre los crímenes de aquel régimen, una política de Estado sistemática y brutal. El Senado de EE.UU. denunciaba a su turno los de la CIA en la prisión de Abu Ghraib, donde la tortura rebasó toda frontera de imaginación: hombres con las piernas fracturadas, de pie por días enteros; ahogamientos; vigilia forzada durante semanas; empalamientos, muerte a golpes. Pero el exvicepresidente de Bush, coordinador de la infamia, agradeció el “excelente” trabajo de la CIA, y calificó el informe de “puro excremento”. Además, un fallo de la Corte Interamericana condena al Estado colombiano por asesinato, desaparición o tortura de 17 civiles en la retoma del Palacio de Justicia (tan criminal como la toma). Confirma que el magistrado Carlos Urán salió vivo del edificio y rodeado de militares. Que su cadáver apareció después con signos de tortura y un tiro de gracia. Que otras cuatro personas inocentes sufrieron torturas y tratos crueles. Ya en las caballerizas de Usaquén, en el gobierno de Turbay, se había vertido la tortura oficial que las dictaduras del Cono Sur propalaban. Masiva, indiscriminadamente, por la sola sospecha que podía despertar un poeta, un sindicalista, un profesor; o bien, a la comprobación de que se era guerrillero, violando todas las reglas de la guerra, pocos escapaban al ritual: terror sicológico, frío, hambre, vigilia forzada durante semanas; golpes brutales, ahogamientos, corrientes eléctricas y, a veces, empalamiento. Todo, al amparo de un Estatuto de Seguridad que concebía como enemigo interno, no sólo a los alzados en armas, sino a los adversarios políticos del Gobierno. Tónica que reeditaría después la Seguridad Democrática de Álvaro Uribe, para quien todo librepensador era guerrillero vestido de civil. Una de sus secuelas ominosas: el espectáculo de señores divinamente que sueñan con la eliminación de todo apátrida proclive a la paz, cobra nueva vida bajo el paraguas del Centro Democrático. Pero aquí la tortura no se contrae a los cuarteles. Muchos paramilitares, guerrilleros y miembros de la Fuerza Pública la han practicado contra sus adversarios y, sobre todo, contra la población civil. En la degradación de esta guerra, parecieron ellos rivalizar en inhumanidad, en el propósito de causar el mayor sufrimiento a sus víctimas. Las prácticas de crueldad y de sevicia podían ir desde jugar fútbol con las cabezas de sus víctimas, hasta el ritual macabro de descuartizarlas vivas. Uso primitivo que acaso ninguna civilización ha conjurado, la tortura demuele la humanidad de la víctima; busca destruirla en el dolor, en la humillación, en la violencia contra su sentido moral. Pero también degrada al régimen que la ejecuta o la tolera. Llámese pretenciosamente la primera democracia del mundo, o la más envilecida dictadura. Con una reflexión aleccionadora para Colombia cerró su discurso Rousseff: “los que creemos en la verdad esperamos que este informe contribuya a que los fantasmas de un pasado doloroso y triste no se puedan esconder más en las sombras del silencio”. Coda. Por error inexcusable, en mi pasada columna atribuí a Tennessee Williams la obra de Arthur Miller La muerte de un viajante. Mis más rendidas disculpas al lector.

Vice null Time16 diciembre 2014 05:18:04


ONU pide que se procese a responsables de torturas de la CIA

0.43198124 10 diciembre 2014 12:55:26

El investigador especial de Naciones Unidas para la lucha contra el terrorismo pidió que se procese a los altos cargos estadounidenses que autorizaron y realizaron torturas como parte de las políticas de seguridad nacional del ex presidente George W. Bush. Ben Emmerson, informador especial de Naciones Unidas sobre anti terrorismo y derechos humanos, dijo que todos los funcionarios de la CIA y otros organismos del gobierno que emplearon ahogamientos simulados y otras formas de tortura también debían ser procesados. En un comunicado difundido el miércoles en Ginebra, Emmerson dijo que el informe del Comité de Inteligencia del Senado muestra que "había una política clara orquestada a alto nivel dentro del gobierno Bush, que permitió que se cometieran crímenes sistemáticos y amplias violaciones de la ley internacional de derechos humanos". Los responsables de "conspiración criminal (..) deben enfrentarse a sentencias penales proporcionales con la gravedad de sus crímenes". CIA Torturas Atentados Terroristas Torres Gemelas World Trade Center

Vice Todas las noticias Time10 diciembre 2014 12:55:26