Islam: ni terrorismo ni mujeres oprimidas

Press Report

Fuentes de noticias de productos actualizados continuamente

Share on Facebook Share on Twitter Share on Google+

Ads

19 junio 2015 03:29:58 ELESPECTADOR.COM

No todos los árabes son musulmanes y viceversa Aunque parezca un poco obvia la afirmación, muchas personas tienden a pensar que estas categorías están intrínsecamente relacionadas. Sin embargo, según explica el antropólogo Diego Castellanos, la diferencia radica en que la primera corresponde a un “grupo étnico definido lingüísticamente. Son pueblos que hablan la lengua árabe y su origen se considera que es la península arábiga”. Entre tanto, los musulmanes siguen el islam, es decir, una religión, y “en ese sentido no corresponde a un grupo étnico”. Comparten creencias con cristianos y judíos Cuando los musulmanes se refieren a Allah, lo único que hacen es traducir “Dios” al árabe. Lo prefieren así porque en este idioma “Dios” no tiene género (femenino/masculino) y es una palabra en singular. Además, cuando oran a Allah no lo hacen pensando que Dios es un objeto, tal como una planta, una roca o un animal, en realidad este ser es el mismo al que se dirigen los judíos y los cristianos (en este caso, Dios padre). Los musulmanes, al igual que los judíos, consideran a Moisés como un profeta enviado por Dios para liberar al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto y, así como los cristianos, creen en la existencia de Jesús (aunque no como Dios o hijo de Dios). En una columna de opinión publicada en este diario, el internacionalista Víctor de Currea-Lugo anotaba que “algunos islamófobos que no han leído el Corán se sorprenden cuando uno explica que, por ejemplo, hay una sura (un capítulo) dedicado a la Virgen María” y que además “aparecen el diluvio y el paraíso”. Viéndolo de esta manera, el islam no se aleja tanto de lo que ya se conoce en el cristianismo y el judaísmo. El islam no fomenta el terrorismo “Si realmente los musulmanes estuvieran en guerra, sería el acabose porque hay más de 1.400 millones de ellos en el mundo”, manifiesta Castellanos, quien explica que “la mayor parte de ellos tiene una vida cotidiana normal: quieren casarse, mandar a sus hijos a la universidad, ir a la mezquita y ser más devotos”. Luego de lo ocurrido con Charlie Hebdo en Francia y tras los ataques de los grupos extremistas Estado Islámico y Boko Haram, queda la sensación de que el Islam acepta la violencia; sin embargo, en reiteradas ocasiones líderes musulmanes se han pronunciado diciendo que este tipo de grupos no los representan. Asimismo, han aclarado que entender “yihad” como “guerra santa” es incorrecto, ya que esta palabra significa “esfuerzo”: esforzarse por ser mejor persona, por el bienestar de su familia, esforzarse por orar aunque se tenga pereza, etc. De acuerdo con Castellanos, “hay una variante del yihad y es que la comunidad tiene derecho a ser defendida cuando es atacada, pero en la legislación islámica si un musulmán inicia una guerra, eso no es yihad”. Y agrega que “la defensa de la comunidad tiene unos límites: no se puede asesinar gente no participante en el conflicto, es decir, gente que ya se retiró, heridos, prisioneros, mujeres, niños y ancianos; y tampoco se pueden afectar sus propiedades”. Conociendo la sharía En varias ocasiones se escucha decir que el objetivo de algunos grupos extremistas es establecer la sharía o ley islámica, pero poco o nada se sabe de ella. Según Jamid Sánchez, líder musulmán en Bogotá, la Sharía se compone de todas las normas socioeconómicas y políticas del islam que se extraen directamente del Corán y de la sunna (dichos y forma de vida del profeta). Estas leyes “nos ordenan qué hacer y qué no en nuestras relaciones interpersonales y en todos los ámbitos de derecho, economía y política. Habla de los matrimonios, de la herencia y de los procedimientos que se deben seguir en casos de hurto y asesinatos, entre otros aspectos”, explica Sánchez, quien agrega que es “como una constitución que da las leyes puntuales”. Al igual que otra carta magna, está sujeta a la interpretación, la cual está a cargo de personas que la han estudiado y tienen la competencia para tomar decisiones. Sin embargo, existen grupos que ‘traducen’ estas normas de manera inexacta y las acomodan según su conveniencia, como es el caso de los grupos extremistas. ¿Qué pasa con las mujeres? Las imágenes de niñas forzadas a casarse y de mujeres quemadas con ácido o apedreadas, así como la representación del hiyab (velo islámico) como un sometimiento de la mujer, son recurrentes en el mundo occidental, pero ¿todo esto hace parte del islam? Dos colombianas conversas, que viven en países árabes, cuentan sus experiencias dentro de la religión. • Adriana Moreno, Egipto. Hace siete años, esta mujer decidió ser musulmana. Lo que más le atrajo de la religión fue el respeto inculcado hacia la mujer, a quien consideran la base fundamental de la sociedad. Cuatro años después de su conversión viajó a Egipto para aprender árabe; allí conoció a su actual esposo, “una persona muy comprensiva y respetuosa con mis deseos, un hombre que piensa más en mí que en él y por eso siempre trata de complacerme”. Aunque para ese entonces ya usaba el hiyab, que cubre el pelo y el pecho de las mujeres, Adriana dio un paso más y comenzó a utilizar el niqab, que tan sólo deja al descubierto sus ojos. “Aquí vi a muchas chicas con esta prenda y por curiosidad empecé a usarlo y me gustó bastante: me sentía muy protegida y muy tranquila”. Adriana explica que Dios ordena a las mujeres utilizar el velo no como símbolo de opresión, sino como una forma de protección a las miradas morbosas de los hombres. Esta modestia que las caracteriza también se debe a que consideran que la belleza exterior de cada mujer no debe ser revelada a cualquier persona, lo que obliga a los demás a fijarse en su intelecto y no en su físico. • Nadia Romero, Pakistán. El hecho de nunca entender el concepto de la trinidad dentro del catolicismo y ver los atentados del 11 de septiembre de 2001 hicieron que Nadia empezara a leer sobre islam. Fue así como se acercó a esta religión, en la cual ya lleva seis años, tres de ellos viviendo en Pakistán. Según cuenta, a diferencia de lo que se ve en occidente, allí “si una niña quiere usar el velo, lo usa. Si no quiere y practica su islam de otra forma, lo hace. El velo no es una imposición”. De este país, en donde hay mayoría musulmana, también es recurrente pensar que las mujeres permanecen en sus casas obligadas para cuidar de sus hogares. Nadia desmiente esta idea y dice que ellas son libres de elegir y pueden trabajar si así lo quieren. Pero, de acuerdo con Nadia, no es cualquier trabajo: “es un trabajo digno. Aquí se ven mujeres en oficinas, profesionales como doctoras o profesoras, aquí no se ven mujeres trabajando en la calle, por ejemplo”. Asimismo, manifiesta que “en todo lado hay amarillismo”, por eso las noticias de mujeres apedradas o quemadas con ácido son casos aislados y no son un factor común en países árabes o que esté incluido en el islam. “Yo puedo jurar por Dios que no he visto, presencialmente, a la primera mujer quemada y, en verdad, he visto miles de mujeres porque aquí hay sobrepoblación”, concluye Nadia. Artículo completo en Islam: ni terrorismo ni mujeres oprimidas

Vice null Time19 junio 2015 03:29:58


Ads

Mujer argentina que le quitó genitales a su amante aseguró que se "sentía oprimida"

2.2980068 12 enero 2018 21:53:23 Noticias de Bucaramanga, Santander y Colombia - Vanguardia.com

La joven mujer argentina Micaela Barattini, quien el año anterior le cortó los genitales a su amante, difundió hoy una carta desde la cárcel donde se encuentra con prisión preventiva en la que pidió ser comprendida y explicó que reaccionó así porque se sentía "oprimida" y dijo "basta".... Credito: EFE/VANGUARDIA LIBERAL

Vice Todas las noticias Time12 enero 2018 21:53:23


Mujer fue condenada en Arabia a seis años de cárcel por incitar al terrorismo en Twitter

2.2980068 27 enero 2016 18:26:54 ELESPECTADOR.COM

Un tribunal penal saudí condenó este miércoles de forma preliminar a seis años de cárcel a una mujer por delitos relacionados con terrorismo, informó la agencia oficial de noticias SPA. La corte condenó a la mujer -de 25 años y conocida como Al Muhayera- por deslealtad al gobernador, jurar fidelidad al líder de la organización terrorista Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, glorificar a este grupo yihadista y apoyar a la organización radical Estado Islámico (EI). También fue encontrada culpable de incitar a la yihad (guerra santa) a través de su cuenta en la red social Twitter, así como de animar al asesinato del viceprimer ministro y titular de Interior saudí, Mohamed Bin Nayef. Según la SPA, el juez inculpó a la mujer de creer en el pensamiento takfirí (considera apóstata a quien no comulga con sus ideas), acusar al Gobierno de Arabia Saudí y a la familia reinante de traicionar los valores del islam y calificarlos de tiranos. Asimismo, fue condenada por incitar a la gente a manifestarse, pedir la liberación de algunos detenidos a través de Twitter e insultar al reino, a las fuerzas de seguridad y al gran muftí (máximo líder religioso), añadió la agencia saudí. Una vez cumplida la condena, Al Muhayera no podrá abandonar el país durante otros 25 años, explicó la fuente. El pasado día 2, las autoridades saudíes ejecutaron a 47 personas condenadas por pertenecer a grupos terroristas y cometer ataques en el país, entre los que se encontraba el clérigo opositor chií Nimr Baqir al Nimr, cuya muerte generó una crisis diplomática entre Arabia Saudí y gobiernos chiíes de Oriente Medio.

Vice null Time27 enero 2016 18:26:54


Trump se va con todo contra el Islam en sus comerciales

1.4599521 05 enero 2016 23:25:00 Noticias de Bucaramanga, Santander y Colombia - Vanguardia.com

En la primera pieza audiovisual de su campaña que será transmitida por televisión, insiste en que se debe prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos.... Credito: AFP

Vice Todas las noticias Time05 enero 2016 23:25:00


Todos contra el terrorismo

0.9760042 04 diciembre 2015 03:12:37 ELESPECTADOR.COM

Si bien las Farc y los demás grupos terroristas del mundo no se mencionan en esta resolución, nada impide suponer que después de los acontecimientos de Europa, Medio Oriente y África, comiencen a soplar nuevos aires contra el terrorismo en otros lugares del planeta. Este problema no puede ser selectivo, no puede haber terroristas buenos y terroristas malos y los nuestros son los que contabilizan el mayor número de crímenes de lesa humanidad y, además, figuran como los dueños del negocio de narcotráfico más grande y eficiente del planeta. Un estudio reciente de la ONU se estima que en 2015 exportará Colombia cerca de 650 toneladas métricas de clorhidrato de cocaína, cuyos precios en millones de dólares por tonelada métrica al por mayor son: 2,2 para el pobre agricultor; 2,8 en puerto colombiano; 10 en puerto de Centroamérica; 15 en puerto USA; 17 mayorista USA; 4 puerto Europa; 7 mayorista Europa. No perdamos de vista los efectos nefastos de la cocaína entre los jóvenes, la seguridad y las instituciones de numerosos países integrantes de la ONU. Estos efectos son más generalizados y tanto o más imperiosos de combatir que los atentados recientes contra solo unos pocos países. Como consecuencia de lo anterior, los “Big Brothers” -el presidente Santos y su hermano Enrique- previendo que el viento antiterrorista les sople pronto en contra de su azaroso proceso de paz en La Habana, acordaron celebrar el viernes el 21 de noviembre una reunión entre Rodrigo Londoño, alias “Timochenko” jefe de las Farc y “su mensajero personal”, Enrique Santos. Propósito de la reunión: destrabar el proceso de paz para asegurar la firma de este antes del 23 de marzo de 2016. Solicitud concreta: “que los negociadores entren en una especie de cónclave y no salgan de ahí hasta que tengan todos los puntos resueltos”. El presidente Santos pretende conseguir adeptos para su causa, haciéndonos creer que lo que aquí sucede no es terrorismo, que es una rebelión de unos idealistas que han pretendido mejorar a los menos favorecidos a su manera. Que basta un poco de comprensión de todos y de concesiones unilaterales anticipadas del país para las Farc. Que sí se puede firmar un proceso legítimo y con duración en el tiempo, el cual nos conducirá al paraíso, porque Santos no está firmando la paz, sino ‘el fin del conflicto’. Pero no todos pensamos así, porque entre la corruptora chequera del Gobierno y la ingenuidad de los colombianos, marchamos ya de la mano de los “Big Brothers” hacia un gobierno dictatorial, presidido por una minoría sin escrúpulos. Cada vez resulta más remoto aceptar que el ‘modelo de paz de Cuba’ será el modelo de paz para el fin de todos los conflictos del orbe en el futuro y que le merecerán recibir el Nobel de Paz a Juan Manuel.

Vice null Time04 diciembre 2015 03:12:37


Islam no es igual a terrorismo

0.89560807 25 noviembre 2015 04:49:22 ELESPECTADOR.COM

Aunque los autores de los ataques terroristas de París eran musulmanes y gritaban la oración Allah-u-Akbar (Alá es grande), antes de cometer los asesinatos, éstos hechos no deben ligarse con la práctica del Islam. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, por cuenta de grupos extremistas como Al Qaeda y el Estado Islámico que actúan en nombre del Islam, se ha ligado esta religión al terrorismo. Un error. Este es el mapa del islam en el mundo.

Vice null Time25 noviembre 2015 04:49:22


¿En nombre del Islam?

0.89560807 25 noviembre 2015 03:07:39 ELESPECTADOR.COM

El Islam se basa en la misericordia. No en vano las primeras palabras del Corán son: “¡En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso!”. Este es el mensaje de la carta de un grupo de 150 académicos islámicos de todo el mundo al líder del autoproclamado grupo terrorista que controla parte de Siria e Irak (ver la versión en español de la carta). La carta abierta concluye: “vosotros habéis malinterpretado el Islam convirtiéndolo en la religión de la severidad, la brutalidad, la tortura y el asesinato”. Y dice además: “vosotros le habéis dado al mundo un palo con el cual golpear el Islam, siendo que en realidad el Islam es completamente inocente de los actos que cometéis y los prohíbe”. La carta de los académicos está debidamente fundamentada en las fuentes teológicas y jurídicas del Islam y resume sus planteamientos en 22 prohibiciones. Sin ser un experto en el Islam y con el mayor respeto que merece de mi parte esta tradición, me gustaría compartir algunas de las reflexiones de la carta porque ayudan a desestigmatizar a nuestros hermanos musulmanes. El principio fundamental de la carta mencionada es la prohibición del Islam de simplificar excesivamente la Shari’ah (ley canónica del Islam o ley islámica). Como bien lo recuerdan los académicos, cuando debe estudiarse una cuestión en el Islam, se deben considerar todos los elementos contenidos en las fuentes y ciencias jurídicas. Por tanto, no es posible usar fragmentos inconexos y acomodados del Corán, o seleccionar las partes del Corán que se quieren cumplir, ni tampoco es dado tergiversar las palabras. Además, como ocurre en la lectura de la Biblia en la tradición cristiana, deben interpretarse los pasajes alegóricos según su contexto y tradición. Es por ello que aquellos que emiten opiniones jurídicas en el Islam (jurisprudencia) deben conocer bien la lengua árabe, la sintaxis, el análisis y la intuición legal. En el Islam, como en nuestra tradición jurídica, la interpretación es un proceso racional que atiende a los textos, el análisis de distintas fuentes, la tradición y el contexto en el cual se produce un texto y en el cual se está interpretando. De hecho, en el Islam, la controversia y diferencia de opinión es muy usual como puede evidenciarse en las distintas escuelas y diversidad dentro de esta tradición cultural. En el Islam, el asesinato de un alma está prohibido. El Corán dice: “Quien mate un alma... será como si hubiese matado a toda la humanidad. Y aquel que salve una vida será como si hubiese salvado la vida de toda la humanidad” (Al-Ma’idah, “La mesa”, 5:13). Esta formulación coránica tiene un aire de familia con otras reglas éticas tanto religiosas como laicas. Así, por ejemplo, el imperativo categórico de Kant en una de sus formulaciones se expresa: “Obra sólo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal”. En el fondo, Kant nos advierte que en cada acción se juega la moralidad de toda la humanidad, una buena coincidencia con el Islam. El Islam prohíbe matar inocentes, matar emisarios (como periodistas o trabajadores humanitarios), maltratar a los cristianos, restablecer la esclavitud, forzar la conversión, negar los derechos de las mujeres y de los niños, así como la práctica de la tortura. Incluso, en el Islam existen reglas para hacer la guerra y tratar a los prisioneros con dignidad, algo similar al derecho internacional humanitario. Todas estas prohibiciones las ha violado el Estado Islámico. Por ello, lo que hacen no se puede hacer en el nombre del Islam ni de los musulmanes. Sin duda, se puede discrepar del Islam y de muchas de sus reglas prácticas. De hecho, no estoy de acuerdo con la forma como son tratada las mujeres ni gays, lesbianas, bisexuales y trans por muchas de las versiones del Islam. Pero algo muy distinto es acusar el Islam como una causa del terrorismo fundamentalista. El grupo terrorista “Estado Islámico” sufre de una de las peores patologías de la religión: el fundamentalismo, para usar una expresión del Papa Benedicto XVI. La inmensa mayoría de musulmanes se alejan de ese peligroso dogmatismo y son personas pacíficas que siguen las palabras del profeta: “Sed amables, y guardaos la violencia y el lenguaje soez” (Narrado por Al-Bujari en Kitâb al-Adab, no. 6030). *Investigador de Dejusticia. malbarracin@dejusticia.org

Vice null Time25 noviembre 2015 03:07:39


Terrorismo

0.86503386 16 noviembre 2015 05:26:27 ELESPECTADOR.COM

Vice null Time16 noviembre 2015 05:26:27


El Islam, un credo manipulado por el terrorismo

0.86503386 18 julio 2015 17:32:01 ELESPECTADOR.COM

Millones de musulmanes en África celebran el fin del Ramadán, el mes sagrado del Islam, ante un fuerte dispositivo de seguridad que vela para evitar posibles ataques de grupos terroristas como Boko Haram y Al Shabab, que asesinan en nombre de este credo. Kenia, con un 11% de población musulmana, mira con recelo el Aid al Fitr (nombre de la fiesta con la que concluye este periodo de ayuno y oración), especialmente tras los atentados cometidos por Al Shabab en los últimos meses, como el de la Universidad de Garissa, donde murieron 148 personas el pasado abril. En medio de una ofensiva terrorista en nombre de Alá, la comunidad musulmana sale en su defensa en lugares como Nairobi, donde la mezquita Jamia publica el "Friday Bulletin", un boletín semanal conocido por su reivindicación del Islam como una religión de paz y justicia social. "Los musulmanes están fuera de este terrorismo que amenaza la convivencia pacífica de los kenianos de diferentes orígenes étnicos, raciales y religiosos", se señala en la publicación. Ante el panorama mundial que dibuja el terrorismo, los jóvenes encabezan la defensa con multitud de iniciativas, las más populares a través de las redes sociales, para denunciar los asesinatos de estos grupos. La más conocida es la campaña "Not in my name" (no en mi nombre), en la que miles de musulmanes denuncian que los atentados terroristas no se cometen en su nombre. Sin embargo, la activista española Wadi N-Daghestani, con miles de seguidores en la redes sociales, no es partidaria de gestos de este tipo. "No tengo que pedir perdón cada vez que se asesina en nombre de la estupidez, me resulta ofensivo justificarme por crímenes que nada tienen que ver con la religión que practico", explica a Efe. Aadil Fazal, de la Asociación de Jóvenes Musulmanes, con sede en Nairobi, denuncia además que la "yihad", palabra que en castellano se traduce como "esfuerzo", está siendo manipulada. "El Corán explica que matar a una sola persona es igual que matar a la Humanidad", subraya a Efe. Ambos consideran además que los medios de comunicación, que en su opinión no siempre utilizan los términos correctos, son cómplices de la imagen distorsionada del Islam. "El término terrorismo islámico me chirría en los oídos, es un término de Occidente acuñado en estereotipos y prejuicios que los medios atribuyen falsamente al Islam. Por eso yo me refiero al terrorismo anti-islámico o islamófobo", explica Wadi. La continua relación de terrorismo e Islam acentúa la xenofobia entre la población, que duda de forma instintiva al ver un velo o a alguien que dirige sus rezos en público hacia la Meca. "Los medios también han asignado a la Sharia -ley sagrada del Islam- una supuesta legitimidad en cuanto a la lapidación iraní, la mutilación genital femenina y el maltrato contra la mujer, como si no fueran crímenes castigados explícitamente por la Sharía", se lamenta la activista. En las redes sociales, la feminista Wadi, que intenta fomentar el respeto al Islam y lucha contra todo fundamentalismo, insiste en que no se trata de extremistas musulmanes, sino de terroristas, ni de yihadismo, sino de anti-yihadismo, y tampoco se trata de un estado islámico, sino un estado anti-islámico. La feminista destaca que se cometen "atentados sanguinarios" todos los días en muchas partes del mundo, pero "sólo se bombardea cuando los autores son supuestos islamistas". Para los activistas, la solución a esta manipulación pasa por dar ejemplo aplicando las enseñanzas del Islam y del Corán en los ámbitos privado y público, mostrando la verdadera cara de una religión que en nada se parece a la que predican los extremistas.

Vice null Time18 julio 2015 17:32:01


Don Quijote y el islam

0.78059304 22 mayo 2015 06:39:11 ELESPECTADOR.COM

Por ejemplo: ¿alcanzaremos a ver un día “recortado” el texto del Quijote, como probablemente ya lo estará en su traducción al árabe? Porque en el libro de Cervantes, en la primera parte, en el capítulo I, puede leerse: “Sobre todos, estaba bien con Reinaldos de Montalbán, y más cuando en allende robó aquel ídolo de Mahoma que era todo de oro, según dice su historia”. Y en el V: “Historia sabida de los niños, no ignorada de los mozos, celebrada y aun creída de los viejos; y, con todo esto, no más verdadera que los milagros de Mahoma”. Y en el XVIII: “La hija de Pentapolín es una muy fermosa y además agraciada señora, y es cristiana, y su padre no se la quiere entregar al rey pagano si no deja primero la ley de su falso profeta Mahoma y se vuelve a la suya”. Y en el XLI: “Di priesa a ponelle en tierra, y desde allí, a voces, prosiguió en sus maldiciones y lamentos, rogando a Mahoma rogase a Alá que nos destruyese, confundiese y acabase; y cuando, por habernos hecho a la vela, no podimos oír sus palabras, vimos sus obras, que eran arrancarse las barbas, mesarse los cabellos y arrastrarse por el suelo”. Y finalmente en el XLVIII de la segunda parte: “Aquí hace Cide Hamete un paréntesis, y dice que por Mahoma que diera, por ver ir a los dos así asidos y trabados desde la puerta al lecho, la mejor almalafa de dos que tenía”.Es decir, que Cervantes, a) certifica que ha habido imágenes idolátricas de Mahoma; b) considera mentiras sus milagros; c) lo llama falso profeta; d) se burla de su poder de intercesión ante Alá, y e) documenta que un árabe juró poniendo por testigo al Profeta que estaría dispuesto a pagar un alto precio por cometer el pecado de escopofilia . Mucho me temo que nuestros descendientes van a leer un Quijote mutilado en aras al miedo al fundamentalismo islámico, y crecerán en un mundo donde la libertad habrá sido conculcada por el miedo. Pero no por un miedo a una amenaza real, sino uno alimentado por los gobiernos y las policías, para controlar mejor a sus propios súbditos. Yo confieso mi miedo, mi miedo a toda clase de fundamentalismos, pero más que a ninguno de ellos, al fundamentalismo de los hipócritas, disfrazado de deseo de protegerme. Del otro, del de los hijos del desierto, sabría cómo defenderme, y sería en legítima defensa, suponiendo que me atacase. Pero del que me abraza, dizque por mi bien, ¿cómo defenderme?

Vice null Time22 mayo 2015 06:39:11


‘Occidente no está en guerra con el Islam’

0.71648645 20 febrero 2015 06:46:03 Noticias de Bucaramanga, Santander y Colombia - Vanguardia.com

El presidente estadounidense Barack Obama denunció ayer la idea divulgada por varias organizaciones terroristas de que Occidente estaría en guerra contra el Islam, calificándola como una “horrible mentira”.... Credito: AFP, WASHINGTON

Vice Todas las noticias Time20 febrero 2015 06:46:03